La ciudad

Alza en el precio de los insumos médicos pone en jaque a sanatorios

El reacomodamiento en los valores comenzó en diciembre, días antes de la asunción de Macri. Descartables como hojas de bisturíes y catéteres están atados al dólar.

Martes 08 de Marzo de 2016

El impacto del levantamiento del cepo al dólar ya se siente tanto en la salud privada como en la pública. La actualización de la moneda estadounidense en los valores de insumos médicos, descartables y quirúrgicos trepó casi un 32 por ciento en 2015, pero si se contemplan los "acoples" de enero llegaría a entre un 33 al 36 por ciento. "Estamos en una situación financiera y económica muy desventajosa", reveló el titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario, Eduardo Javkin. Las subas también se hacen sentir en el ámbito municipal. El impacto oscila entre el 40 al 50 por ciento, y ya hay dificultades en la compra de insumos por la actualización permanente con el dólar.

Los sanatorios, clínicas y los hospitales públicos acusan el efecto de haber pasado de un dólar oficial de 9,80 pesos en noviembre a los 15 pesos de la actualidad. Pero los aumentos ya se venían dando a lo largo de 2015.

Así lo refleja el último índice de precios de los establecimientos de salud privados de Rosario (Ipar), y el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de Capital Federal, sobre los cuales se realizaron los porcentajes.

El cálculo es sobre la base de un sanatorio estándar de 102 camas (82 camas de habitación compartida, 4 de Unidad Coronaria, 8 de Unidad Terapia Intensiva y 8 de Neonatología) con un porcentaje de ocupación del 70 por ciento.

En 2015, el porcentaje de incremento total de los insumos realizado por la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario fue del 31,5 por ciento. Pero si se computan los últimos aumentos en los ítems imágenes y laboratorio, este índice —sumando enero— podría totalizar entre un 33 al 36 por ciento.

Desfasaje. "Los ingresos tienen un desfasaje muy elevado. Se cobra tarde, mal y menos de lo establecido por el costo de la devaluación y la suba del dólar. Desde los alimentos, vigilancia, residuos patológicos, medicamentos, insumos médicos, equipamiento de alta tecnología, todo ha aumentado en relación al dólar", indicó el titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario, Eduardo Javkin.

El profesional puso de relevancia un dato no menor: "El 90 por ciento de los insumos médicos quirúrgicos, de diagnóstico, medicamentos, catéteres, aparatos de rayos, repuestos y tubos, vienen importados. Son muy pocas las cosas que se fabrican en el país", destacó.

Para los directivos de efectores privados la situación se ha complejizado en medio de las negociaciones, planteos y la paritaria con el gremio de la sanidad, que vence en tres meses.

"Estamos en un momento de búsqueda de soluciones con las autoridades para no desembocar en una crisis", advirtió Javkin.

Mientras tanto, la Superintendencia de Salud de la Nación autorizó a los sanatorios que tienen convenio con las prepagas a aumentar en febrero un 9 por ciento de sus aranceles.

"Es una gota de agua en el desierto", graficó Javkin para reflexionar: "Es muy difícil tomar medidas y no resultan adecuadas en un bien tan preciado para la población como la salud".

Proveedores. El secretario de la Cámara de Insumos Médicos de Rosario, Miguel Buz, también reflejó esta problemática en el sector. "El material importado tuvo una suba de entre un 35 al 40 por ciento desde la salida del dólar a 9,80 a la actualidad. En la industria nacional la suba fue del 15 por ciento", precisó.

Pero lejos de pensar que el reajuste de precios provoque una retracción en la demanda, para el directivo "el consumo no se retraerá y se sentirá más en el sector público, ya que mucha gente perdió su empleo y su cobertura social, y recurre a los hospitales".

El reacomodamiento en los listados de precios comenzó en diciembre e incluso unos días antes de la asunción de Mauricio Macri como presidente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario