La Ciudad

Alumnos de séptimo grado y quinto año pidieron volver a la escuela para "cerrar un ciclo"

Un grupo de alumnos y padres de chicos que transitan el final de los niveles primario y secundario se congregaron hoy en el Monumento a la Bandera. Pidieron volver a clases para cerrar un ciclo y rechazaron la posibilidad de entrega de diplomas "virtual".

Sábado 24 de Octubre de 2020

Un grupo de entre 100 y 150 padres junto a sus hijos que cursan el quinto año de la escuela secundaria y el séptimo grado de ciclo inicial, se congregó esta tarde frente al Monumento Nacional a la Bandera para reclamar que, con los protocolos sanitarios y dentro de marco que impone la crisis sanitaria, puedan volver a las aulas para cerrar los ciclos de estudio.

Cargando la angustia lógica de ver diluidas las posibilidades de una viaje de estudios a Bariloche o Córdoba, sin fiestas de egresados y todo un año sin compartir el aula con compañeros, profesores y maestros, representantes de unos 64 colegios de la promoción 2020 se hicieron sentir con aplausos y pancartas que reflejaban el pedido de vuelta a las aulas, al menos para poder darle un cierre a esta etapa.

“Séptimo al cole, tenemos derechos a despedirnos de la primaria”; “promo 2020, queremos volver al colegio y poder despedirnos”; “protocolos y cierre presencial”, se leyó en varios de los carteles que sostenían los propios alumnos, muchos de los cuales se acercaron al Monumento con las remeras y buzos que ellos mismos diseñaron para lucirlos en el viaje de estudio, o en cada evento escolar y social que un año para el olvido.

Cierre presencial, no virtual

“No queremos un cierre de ciclo con entrega de diplomas virtual. Somos conscientes del momento por la cantidad de contagios y muertos, pero se deben generar alternativas, una instancia con todos los protocolos para que vuelvan a las aulas con sus compañeros, profesores y maestros”, coincidió un grupo de madres.

Recalcaron que sus hijos no sólo están angustiados, sino “desmotivados. Deben tener la posibilidad de cerrar una etapa fundamental de sus vidas. Hay clubes abiertos, bares y shoppings. No vemos que no sea posible abrir el patio de un colegio para que los alumnos de séptimo grado o quinto año puedan juntarse por última vez. Creemos que no es descabellado y se puede hacer, estamos peleando para que por lo menos lo consideren”.

>> Leer más: Cantero: "En Santa Fe todavía no es el momento de volver a clases presenciales"

En relación a la negativa rotunda de la vuelta presencial a clases que dieron las autoridades del Ministerio de Educación esta semana, y también los gremios públicos y privados, los padres indicaron que no fueron convocados al menos para generar una instancia de diálogo

“Hay colegios que nos apoyan y otros no. Pero también sabemos que no pueden tomar decisiones porque dependen del Ministerio de Educación”, aclararon. Otra madre agregó que la franja de chicos afectada “saben y entienden que estamos en una pandemia”, dijo otra madre.

Y sugirió que se los puede distanciar y se usarían las escuelas en una quinta parte de su capacidad. Se han abierto otras actividades, consideramos que la escuela también, para que vayan una, dos o tres veces, lo que establezcan los especialistas”.

La convocatoria, donde cada uno respetó el distanciamiento y el uso del barbijo, tuvo un sostenido aplauso mientras cosechaba adhesiones con bocinazos de automovilistas que transitaban por el lugar.

La consigna principal, reflejada sobre todo en las pancartas que levantaron los chicos, es el rechazo a la posibilidad de entrega de diplomas en forma virtual, el deseo de volver a la escuela de algún modo que les permita compartir el tramo final del año con los amigos, y que los actos de cierre se cumplan presencialmente.

El sentido común que falta lo tienen los chicos

Precisamente una adolescente de quinto año del Colegio Los Angeles que llegó con su buzo de la promo 2020 sintetizó el estado que atraviesa una generación que vio desmoronada las expectativas en un momento tan particular de la vida.

“Queremos volver porque nos parece muy injusto que se prohiba estar en las escuelas pudiendo compartir momentos con nuestros amigos y profesores, porque el año que viene cambiamos nuestras vidas, empezamos la universidad y cada uno toma caminos distintos”, narró Celina junto a su hermana melliza Sofía.

“Es injusto porque en los bares se siguen haciendo reuniones de hasta 10 personas, en los parques los días de sol hay hasta 20 personas reunidas sin respetar los protocolos. Lo único que se pide es que podamos volver a la escuela con todos los cuidados y protocolos", resaltó .

El mismo grupo de padres y madres que convocó al Monumento presentó un petitorio con más de mil firmas ante el Ministerio de Educación de Santa Fe que conduce Adriana Cantero. Pero al menos hasta la convocatoria de hoy no habían recibido ninguna contestación formal.

En relación al reclamo de algunos sectores de la vuelta a las aulas, la ministra Cantero manifestó que “no están dadas las condiciones para que los chicos vuelvan” a clases. Pero esa respuesta no tiene correlato con el pedido de hoy en el Monumento, que se refiere puntualmente a buscar alternativas para darle un cierre al ciclo de los chicos de séptimo grado de la primaria y quinto año del secundario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario