La ciudad

Alumnos rosarinos se van de viaje de estudios al sur para aprender sobre Malvinas

Pertenecen a las dos primeras escuelas de todo el país que se suman a la iniciativa de un rosarino radicado en Ushuaia. Parten este domingo.

Jueves 17 de Mayo de 2018

"Es una locura todo esto. Vamos a ser parte de la historia". Las palabras son de uno de los 36 estudiantes que el domingo por la noche se embarcarán en un viaje de estudios a Tierra del Fuego para conocer a fondo cómo se vivió la guerra de Malvinas en esas latitudes, gracias a la iniciativa de un rosarino que vive en Ushuaia.

Los dos primeros grupos que van a vivir esta experiencia, que busca ser federal, son el 5º año de la Escuela 3.035 "Nuestra Señora del Valle" y el 6º año de la Técnica Naval 697 "Prefecto Marítimo Carlos Mansilla".

El viaje es sin cargo para los estudiantes gracias al proyecto "Malvinas en la mira", "una idea federal para promover el conocimiento objetivo y presencial de la gesta en los sitios protagónicos del conflicto", según se describe en la página de Facebook de la iniciativa, que fue producto del rosarino Eric Torrado.

El joven vive en Ushuaia hace tres años y se encargó de conseguir el alojamiento, coordinar las distintas actividades que realizarán los estudiantes y pagar los pasajes de los 42 viajeros (36 alumnos y seis adultos acompañantes).

Los chicos contestaron casi al unísono que lo primero que imaginan encontrarse será el frío y que lo primordial que se llevan en las valijas es mucho abrigo. "Los advertimos. Creo que los asustamos", dijo, entre risas, Sergio Santander, profesor de la Técnica Naval y uno de los acompañantes del viaje.

Ninguno tampoco viajó en avión. Uno de los alumnos contó: "Algunos me dicen que está bueno, pero que se te tapan los oídos. Con cada uno que hablo, me cuenta algo distinto".

Tras ese comentario, Adrián Mazurco, preceptor de la Escuela 3.035 y otro acompañante del viaje, mostró una foto en su celular de las costas malvinenses. Al instante, los chicos que estaban en el salón hablando con LaCapital se acercaron a ver la imagen de las aguas que recorrerán en unos días.

Justamente, el preceptor contó que Torrado eligió a la escuela por ser ex alumno y "para devolverle algo" a la institución. "Cuando surgió la posibilidad del viaje, los chicos pusieron énfasis en aprender y los profesores dieron su apoyo".

"Es un viaje de estudios para estar y vivir en el lugar donde se gestaron las cosas. Hay situaciones que acá nunca salieron a la luz", aseguró, y fue respaldado por Alejandro Videla, veterano de Malvinas y miembro del Ministerio de Educación provincial: "Año tras año, surgen historias sobre la guerra y parece que nunca tuviera fin".

La semilla

La primera escuela que se subió al proyecto fue la Técnica Naval, a la que Torrado tuvo en cuenta por su especialidad. "Me pareció muy interesante para los chicos. Y nuestro agregado es que ellos van a poder corroborar todo lo que estudiaron (la terminalidad de la escuela es motorista naval) ya que vamos a visitar dos bases aeronavales", expresó Santander.

Además, consideró que Ushuaia es igual de importante que Malvinas por la proximidad entre ambas. "Vamos a construir el conocimiento en vivo y no a leerlo de un libro, sino a escucharlo de boca de quienes produjeron la historia o participaron de ella".

Mazurco opinó que "un proyecto donde todo es gratis suena a utópico" y manifestó que este tipo de iniciativas sirve para que se sumen "los ministerios de Educación, las entidades gubernamentales, más ex combatientes y empresas particulares que se interesen en ayudar. Si un civil lo pudo hacer porque tuvo la iniciativa, ellos pueden ayudar muchísimo", destacó.

Uno de los acompañantes más simbólicos del viaje será Julio Más, rosarino y veterano de Malvinas, que afirmó: "Creemos que los chicos de las generaciones futuras, con la palabra, son los que pueden recuperar Malvinas. Son la semilla. Por ese lado es por donde vamos a ganar".

También afirmó que "el Estado nacional puede articular los medios necesarios con la provincia de la escuela que viaja" para poder lograr uno de los objetivos de "Malvinas en la mira": federalizar el proyecto y que más escuelas puedan vivir la experiencia.

"La parte económica es lo mínimo para que esto se pueda hacer en todo el país una o dos veces por año. Son cinco días que están allá y ya tienen todo, porque las bases militares ya las dieron y sólo faltaban los pasajes aéreos. No es algo descabellado", afirmó.

Experiencias

Santander, Videla y Mazurco coincidieron que en el sur la situación se vivió de manera muy distinta en comparación con el resto del país.

Sobre ello, Videla contó: "Cuando se cumplieron 20 años de la guerra, los veteranos fuimos Ushuaia. Hay lugares que son iguales a Malvinas. Además, no entendíamos por qué nos trataba tan bien la gente allá. Hablamos con mujeres que fueron enfermeras y recibieron heridos de las islas, otros que vieron por última vez al (Crucero ARA General) Belgrano. Estando allá, uno entiende cómo vivieron ellos la guerra".

En consonancia con el veterano, Santander dijo: "Nos están esperando todos. Los chicos van a estar con la gobernadora, las bases se han puesto a disposición y hasta pintaron las bases para que todo esté impecable cuando lleguemos".

Reflejando la emoción por el viaje, el profesor contó que suma condimentos a la espera. "Tenemos un grupo y yo voy poniendo: faltan 7 días, faltan 6 días'".

Los chicos contarán los minutos hasta el domingo para comenzar con la locura que los convertirá en las primeras dos escuelas en visitar la ciudad más austral del mundo en busca de testimonios y vivencias de una guerra que lastimó a todo un país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario