La ciudad

Alquilar una cochera mensual ya cuesta 1.600 pesos en el área central de Rosario

La tarifa por hora también ha tenido un alza importante en los últimos meses. Los valores en el centro van de los 20 hasta los 50 pesos para estacionar un vehículo por 60 minutos.

Domingo 06 de Marzo de 2016

En Rosario, alquilar una cochera mensual ya cuesta hasta $1.600. Y los dueños de las playas de estacionamiento están en pleno proceso de revisión tarifaria con subas próximas que irán del 10 al 20 por ciento por el incremento de tasas, impuestos y servicios que se han efectivizado en el primer bimestre del año. En el área central ya casi no hay parkings con mensualidades que se consigan a mil pesos. Las zonas más caras para dejar los autos son el microcentro y Pichincha. Pese a los altos valores, en muchos garajes no hay lugar disponible y hay largas listas de espera para hacerse de un box.

   La tarifa por hora también ha tenido un alza importante en los últimos meses. Los valores en el centro van de los 20 hasta los 50 pesos para estacionar un vehículo por 60 minutos.

   Los datos surgen de un extenso relevamiento que hizo La Capital por distintas playas de estacionamiento del micro y macrocentro, donde hay una amplia oferta de plazas, con precios muy variados. En los barrios, los valores son algo más bajo y hay menos demanda.

   En el radio comprendido por avenida Pellegrini, bulevar Oroño y el río, la Municipalidad tiene registradas casi 350 playas de estacionamiento. En promedio, cada cochera tiene 36 boxes lo que arroja un total de 12.600 boxes de alquiler en el área central.

   Según el tesorero de la Cámara de Estaciones de Servicios, Garajes y Afines de Rosario (Cesgar), Oscar Liberton, el mapa de las cocheras de la ciudad “es muy variado en tarifas, servicios que se ofrecen y niveles de ocupación”.

   En ese sentido advirtió que entre los bulevares “siguen faltando plazas de estacionamiento” para alquilar ya que el parque automotor local “no para de crecer”.

   Las tarifas han subido en los últimos meses y están en pleno proceso de actualización. Los valores varían según la zona, si el box es fijo o móvil y las prestaciones que ofrece la cochera: seguridad las 24 horas o portón con llave para el automovilista.

   Las zonas más caras para alquilar una cochera por mes son el microcentro y Pichincha. Este diario encontró una playa que cobra $1.600 en Santa Fe al 1000 “por estacionar entre las 7 y las 22”.

   En el resto de la city, las tarifas son un poco más bajas, pero con la particularidad que tienen alta ocupación diurna y muy poca demanda durante la noche.

   Un poco más alejado de los bancos y oficinas céntricas, sobre calles Maipú y Laprida se puede conseguir una plaza para dejar el auto por 960 pesos, pero quedan muy pocos lugares vacantes.

En una amplia cochera ubicada sobre Entre Ríos, entre 3 de febrero y 9 de julio actualizó recientemente sus tarifas y cobra $1.250, pero no tenía espacios vacantes.

Sobre 3 de febrero casi Italia, en un flamante de edificio íntegro de cochera el box mensual se ofrece a mil pesos. Y el valor de la hora fue el más bajo encontrado por LaCapital, "sólo" 20 pesos.

Ya en Pichincha, en Italia y Salta otro garage de grandes dimensiones pide $1.450 por una cochera mensual fija. Y si se deja la llave pata un espacio móvil el valor desciende a $1.330.

En calle Jujuy al 1400 un cartel de dimensiones informa que, desde diciembre el valor mensual para una cochera es de $1.400. Unas cuadras más al oeste, en Jujuy al 2000 el monto llega a $1.500. "Pero hay una larga lista de espera", aclaró el encargado.

Liberton admitió que muchos dueños de cochera están revisando el esquema tarifario y si aún no lo hicieron, en breve ajustarán los valores a sus clientes.

"El año arrancó con fuertes subas de impuestos provinciales, tasas municipales y servicios (agua, energía). Todo eso repercute en nuestra estructura de costos. Si bien no lo vamos a trasladar linealmente a los usuarios, es imposible absorber todos esos incrementos ", justificó.

El tesorero de Cesgar estimó que las subas que habrá en algunas playas estarán entre el "10 y hasta el 20 por ciento".

Piden que se derogue una norma porque podrían "cerrar 200 playas"

Empresarios del sector que administra las cocheras y garajes de Rosario buscan derogar la ordenanza 9.239, que prevé una adecuación de los estacionamientos que no lleguen a las 40 plazas disponibles en sus playas. La iniciativa fue sancionada en junio de 2014, pero ya se prorrogó dos veces. Se estima que si la norma queda firme, deberán cerrar unos 200 estacionamientos ubicados en el área comprendida por Pellegrini, bulevar Oroño y el río.

El tesorero de la Cámara de Estaciones de Servicio, Garajes y Afines de Rosario (Cesgar), Oscar Liberton, afirmó: "Relevamos un tema serio e importante acerca de la cantidad de negocios que serían afectados, por el hecho de que no se pueden adecuar".

Los garajistas fueron al Concejo a plantear estas objeciones a una ordenanza que ya tuvo dos suspensiones: la primera por 180 días corridos y la segunda por 180 días hábiles.

El proyecto inicial fue presentado por el concejal de Unión PRO, Carlos Cardozo, y los ex ediles del mismo partido María Julia Bonifacio y Rodrigo López Molina, .

Consideraciones. Detalla que a aquellas cocheras que cuenten con menos de 40 espacios para autómoviles y no se adecuen a la normativa, se les denegará la renovación de la habilitación; además, en la ordenanza se fijó que no se podrán habilitar nuevos emprendimientos con espacios menores a 50 plazas en el radio comprendido entre avenida Pellegrini, bulevar Oroño y el río, y que tampoco se podrán radicar y habilitar nuevas playas de estacionamiento en esa zona.

A su vez, los garajes que posean más de 20 boxes, pero que por su espacio físico e infraestructural no puedan readecuarse, quedarían eximidos de cumplir la norma.

Sobre esto, Liberton aseguró: "La idea es derogar el plan porque es muy perjudicial para el sector y no vemos ningún beneficio". A la vez que subrayó: "Volvimos para retomar el tema y seguir trabajando porque, para nosotros, es importante y nos tiene preocupados. Hacer una nueva prórroga es seguir con una agonía y es no saber si nuestro negocio tiene fecha de vencimiento o no. No es justo tampoco que tengamos que trabajar o asumir nuestro negocio con tanta incertidumbre por si se te vence la habilitación y si la vas a poder renovar o no".

En el mismo eje, aseveró que la puesta en vigencia de esta ordenanza no beneficia "ni a los trabajadores, ni a los empresarios, ni a los inquilinos que están al frente de un negocio. Por eso, se está trabajando en pos de derogarla, ofreciendo la información y los relevamientos hechos". Acerca de dichos estudios, el dirigente enfatizó: "Si la ordenanza queda firme, el impacto que provocará es muy importante: en su totalidad cerrarían arriba de 200 negocios, con alrededor de 600 empleados. Serían 600 familias sin ingresos, más las pérdidas de la actividad comercial. No vemos qué beneficio damos sacando boxes o lugares donde se pueda estacionar". Por otra parte, remarcó que "hay mucha gente que se mostró predispuesta a seguir escuchando, por eso el trabajo continúa. Siempre en el mismo marco, con respeto y tratando de consensuar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario