La ciudad

Alojamiento, un sector más que complicado

El fundamento radica en "el panorama económico de continua fluctuación que pone a todos los argentinos bajo una situación de total incertidumbre".

Domingo 30 de Septiembre de 2018

El sector hotelero gastronómico se encuentra afrontando uno de los momentos más complicados en relación a su rentabilidad. Así lo puso de manifiesto la cámara que lo agrupa (Aehgar) en contacto con La Capital. El fundamento radica en "el panorama económico de continua fluctuación que pone a todos los argentinos bajo una situación de total incertidumbre".

Para la Asociación Empresaria Hotelero Gastonómica, el factor que más responsabilidad tiene sobre los perjuicios económicos que hoy sufre la actividad es la inflación y el alto costo impositivo, provocando una pérdida del poder adquisitivo de los consumidores. "Ellos acarrean las desventajas que los aumentos en los servicios de gas, electricidad, combustibles, tasas e impuestos han provocado en su economía cotidiana y familiar. La inflación no permite construir costos; al ser su cambio constante es difícil fijar precios e inconveniente trasladarlos al cliente. Cuando tantas variables económicas no están alineadas, es evidente que algo no está funcionando correctamente", remarcaron.

De todos modos, los hoteleros y propietarios de bares y restaurantes expresaron que están haciendo el máximo esfuerzo para no trasladar más perjuicios al cliente. "La inflación ha sido reflejada por completo a los precios de los servicios y productos que integran la oferta del sector hotelero y gastronómico. Ante una inflación mayorista del 51,4 por ciento y minorista del 34,4, una suba del 75 por ciento en los combustibles y la devaluación del peso en un 115 por ciento, sólo se trasladó a los precios un máximo del 24 por ciento, debido a que el mercado no puede convalidar mayores subas ante esta pérdida del poder adquisitivo de la población".

La entidad cuestionó con dureza las promesas incumplidas del Estado. "En el Consenso fiscal firmado entre la Nación y las provincias se asumió el compromiso de disminuir la carga tributaria. Lo cierto es que no se han cumplido todos los objetivos debido a que no se modificó en lo sustancial la situación de los agentes de retención y percepción; se han incrementado alícuotas del impuesto sobre los ingresos brutos y no se han dejado sin efecto las tasas o impuestos municipales", marcó el comercio de hoteles y restaurantes.

Y, antes de cerrar las críticas, fue hacia otra solicitud que no encuentra resolución: "Adherir a la ley de turismo nacional en la declaración del sector como industria, hubiera significado un incentivo concreto para invertir o al menos para sobrevivir en esta coyuntura".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario