La ciudad

Alerta por las columnas de humo que aparecieron en la zona de islas

Las quemas de pastizales son frecuentes en esta época del año, pero deben hacerse de manera controlada y con autorización

Martes 30 de Enero de 2018

Desde hace varios días columnas de humo en zona de islas tanto a la altura del centro de Rosario como desde el norte de la ciudad llaman la atención de ambientalistas y amantes del río, que temen que de forma intencional o accidental se hayan desatado incendios de pastizales que podrían agravarse por las altas temperaturas y el clima seco y ventoso propio de esta estación.

En la página de la red social Facebook del grupo de autoconvocados El Paraná No Se Toca fueron publicadas algunas fotos de densas humaredas, algunas a la altura del Monumento y otras más cercanas al puente que cruza hasta Victoria.

Desde Prefectura aseguraron que al menos hasta ayer no habían recibido ninguna denuncia ni pedido de ayuda por quemas en las islas, aunque no descartaron que debido al intenso calor se hayan desatado algunos focos por accidente o imprudencia.

Por su parte Angel Ricle, subcomisario en el puesto del Charigué de la policía de Entre Rios (que depende del departamento de prevención de delitos rurales de esa provincia) informó que ayer recibieron un requerimiento para constatar si había una quema a la altura del banquito de San Andrés (frente a la Fluvial), a raíz de la denuncia de un ciudadano de Rosario.

Ricle afirmó que fueron hasta el lugar y no encontraron nada, aunque destacó que es muy probable que la quema sea isla adentro en lugares de difícil acceso.

"Es normal que en esta época se produzcan quemas, recibimos una denuncia por un banco de humo a la altura de (el parador) Vladimir, pero fuimos y no vimos focos de incendio, aunque tal vez haya algo isla adentro", detalló para aclarar que a veces visto desde Rosario "es difícil determinar dónde están las quemas".

Una vieja práctica

La quema de pastizales es una práctica bastante frecuente en el delta del Paraná por parte de productores agropecuarios o ganaderos, que la utilizan desde hace décadas para "limpiar" los terrenos de la tupida vegetación del lugar.

Así lo confirmó Racle, quien subrayó que la gente del lugar suele quemar "cuando hay muchos pajonales y se dificulta andar a caballo o llevar los animales".

Con la construcción del puente esa práctica quedó más visibilizada y se comenzaron a pedir algunos requisitos previos como una autorización para que sean controladas.

Al menos hasta ayer desde Prefectura aseguraron que no habían detectado nada, ni que tampoco recibieron pedidos de intervención.

También aclararon que, en caso de producirse, la quema de pastizales es un tema que atiende la policía de islas de Victoria, al ser jurisdicción entrerriana.

Si bien la regularidad de estos incendios es habitual, los sucesos de 2008 aún permanecen en la memoria de los rosarinos. En aquella oportunidad grandes columnas de humo redujeron la visibilidad y generaron molestias respiratorias en los vecinos con problemas de alergia.

El fenómeno produjo en la ciudad un daño ambiental incalculable, que reavivó los cruces entre el entonces intendente Miguel Lifschitz y funcionarios del gobierno entrerriano a quienes responsabilizó.

"La gente suele quemar cuando hay muchos

pajonales y se dificulta andar a caballo y llevar

los animales"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario