La ciudad

Alerta por la cantidad de denuncias de violaciones a los DDHH en comisarías

En 2017 hubo más de 450. Pibes de los barrios realizarán esta tarde la "Marcha de la gorra", en contra de la violencia institucional.

Viernes 23 de Noviembre de 2018

Más de la mitad de las 162 muertes violentas que se produjeron el año pasado en Rosario tuvieron como víctimas a menores de 30 años, y en el 16 por ciento de ellas no superaban los 18. Paralelamente, en la Defensoría Pública provincial se registraron más de 450 denuncias por violación a los derechos humanos en penitenciarías y comisarías santafesinas.


Vulnerados por la pobreza y la falta de trabajo, víctimas constantes de la persecución policial y la violencia institucional y estigmatizados por "la gorra". Con ese símbolo, los jóvenes rosarinos de los barrios, los familiares de los que murieron en los últimos años, organizaciones de derechos humanos, sociales y sindicales realizarán esta tarde "La marcha de la gorra", una convocatoria que tiene más de una década en Córdoba. Su objetivo es repudiar "las prácticas policiales que violentan, excluyen, discriminan y asesinan a los sectores más pobres".

El escenario en el Gran Rosario suma otra cifra elocuente: la tasa de desempleo entre los jóvenes duplica la del resto de la población.

La experiencia en la capital mediterránea surgió hace 12 años, cuando el Código de Convivencia de la ciudad expuso a los adolescentes a constantes persecuciones policiales. Ya con réplicas en Mar del Plata, Tandil, Río IV y La Plata, ahora Rosario se sumará "con las características y las singularidades de nuestro territorio", destacó Facundo Peralta, de la organización Causa.

"¿Por que tu gorra sí y la mía no?" es la consigna que eligieron en Rosario. Los jóvenes se reunirán a las 17 en la plaza 25 de Mayo para marchar hacia la plaza San Martín. También se sumarán familiares de víctimas, organizaciones de derechos humanos, sociales y sindicales.

Con música, carteles, ilustraciones e intervenciones, los jóvenes llevarán la voz cantante en la movilización. "Hay que buscar un lugar para los pibes que no sea el de la peligrosidad y la criminalidad, por eso es importante que salgan a la calle y muestren lo que hacen cotidianamente para llevar adelante sus vidas, lo que producen y cómo se organizan, y fundamentalmente ganen territorio", indicó Peralta.

Las violencias

En 2007, cuando la movida comenzó en Córdoba, la gorra habitualmente usada por los adolescentes de los barrios fue tomada como símbolo del estigma que hace que a diario sean hostigados por las fuerzas de seguridad. Esas situaciones de violencia institucional en Santa Fe se tradujeron en 2017 en 453 denuncias por violaciones a los derechos humanos en penitenciarías y comisarías, de acuerdo a los datos oficiales de la Defensoría Pública santafesina.

Esos mismos datos indican que de esas denuncias, 12 son víctimas fatales y, las restantes, casos de malos tratos, torturas y apremios, sufridas en el 92 por ciento de los casos por varones y también mayoritariamente menores de 25 años.

"Hay que tener en cuenta que si esas son las cifras oficiales, hay un alto porcentaje que no llega a la Justicia", advirtió el integrante de Causa, y agregó: "La policía para a los pibes, los sube a los patrulleros, los pasea y los maltrata, y eso nunca llega a ningún lado".

A eso se suman las víctimas de muertes violentas, que en los últimos años, en la mitad de los casos se trató de jóvenes que no superan los 30 años. Del total de 162 muertos de 2017, según los registros periodísticos LaCapital , 93 fueron menores de 30 (57 por ciento) y 26 no superan los 18 años (16 por ciento); y en lo que va de este año, con 168 víctimas fatales, 85 no llegan a los 30 (50 por ciento) y 17 apenas cumplieron los 18 (10 por ciento).

A ese contexto de violencia que termina definitivamente con sus vidas, se suma una economía y un mercado laboral que los excluye y los condena a la pobreza. Si bien el mercado laboral se viene achicando en términos generales con el incremento del desempleo, las últimas cifras del Gran Rosario, según advirtieron desde el Consejo Económico y Social, muestran que la falta de trabajo entre los jóvenes duplica al del resto de la población.

A nivel nacional, un informe del Centro Atenea y la Fundación SES, basado en datos oficiales, muestra que los jóvenes en la Argentina tienen hoy una tasa de desocupación que casi triplica a la de los adultos, donde la franja de 18 y los 24 años es la más afectada, con el 24,3 por ciento de ellos buscando trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});