Al límite: el Carrasco recibe 200 consultas por coronavirus y el Sáenz Peña está saturado
Los médicos señalan el cansancio de los equipos y apelan a la población a "mantener los cuidados" más allá de cualquier apertura de las restricciones

Jueves 17 de Septiembre de 2020

La postal no es nueva: las colas en el Hospital Carrasco para realizar consultas por síntomas compatibles con Covid-19 comenzaron ya hace 15 días, y se mantienen. La directora, Gabriela Quintanilla, detalló que desde entonces el efector recibe a diario unas 200 consultas, de las cuales por estos días el 80 por ciento terminan requiriendo hisopados y de los cuales, el 70 por ciento terminan siendo positivos. En la última semana, el centro de salud, que fue el primero en ser determinado como hospital Covid, pasó horas sin tener camas disponibles y trabajan “al límite”, señala la médica, que además hace hincapié en el “cansancio” de los equipos médicos que están trabajando “a la máxima exigencia”. Y no es el único: en el Roque Sáenz Peña anoche los mismos empleados cerraron la puerta y colgaron un cartel de "Guardia colapsada".

El Carrasco fue el primer hospital en aislar pacientes con coronavirus en marzo pasado y ya desde julio, cuando la curva de contagios comenzó a crecer a mayor velocidad y más aún en las últimas semanas de agosto y las primeras de septiembre, las colas comenzaron a verse sobre la vereda de Avellaneda, donde se estableció un vallado y donde los médicos realizan la primera evaluación de quienes se presentan con síntomas compatibles con el virus.

“Adentro están los médicos, enfermeros y administrativos trabajando, y justamente para mantener el distanciamiento y no hacer que tengan que esperar en las salas, se hace esa primera evaluación en el exterior”, explicó la directora.

hospital carrasco02.jpg

Lo cierto es que desde hace una semana las consultas se estabilizaron en unas 200 personas diarias en el ingreso que el hospital determinó como sector Covid, donde se evalúa si requieren estudios -como placas y laboratorio-, o directamente ser ingresados a internación, una proporción que Quintanilla señaló “es muy menor”.

Alta positividad

Sin embargo, siguiendo la curva del aumento de contagios ante la circulación comunitaria del virus, la médica explicó que desde hace un mes, lo que disparó fue la positividad de los hisopados.

En ese punto, indicó que de las 200 consultas diarias que se están atendiendo, un 70 por ciento tiene criterio para ser hisopados, y señaló que de ese total de pruebas que se realizan, un 70 por ciento terminan en resultados positivos.

“Es un índice de positividad mucho mayor que el de hace un mes atrás”, dijo la directora, que insistió eso se debe “al cambio de escenario que hubo en las últimas semanas”.

hospital carrasco03.jpg

Justamente eso hizo que en el Carrasco, como viene sucediendo en todos los efectores públicos y privados, la demanda haya comenzado a saturar los servicios e incluso, haya habido momentos donde el hospital no contaba con camas de cuidados intermedios disponibles para la internación de pacientes.

Sin embargo, ese es un escenario que cambia minuto a minuto, y no sobra nada. “Hoy tenemos dos camas, puede haber un alta, pero está claro que estamos trabajando al borde y con los equipos agotadísimos porque están sometidos a la máxima exigencia”.

"Estamos para abrir la puerta"

Sin oferta para internación y con pacientes que debían esperar una cama en una silla o en camillas, en el Hospital Roque Sáenz Peña anoche alguien dejó en clara la situación colgando un cartel en el portón de la guardia donde se advertía del colapso, y señalaba "No hay camas".

El director del efector, Matías Vidal, admitió la situación, pero dejó en claro que los equipos, aún "sobresaturados", están "para atender a los pacientes y para abrir las puertas". Más allá de considerar "desafortunado" el modo de expresar la situación que atraviesan, admitió la saturación de los servicios y explicó el funcionamiento de la guardia del hospital que por ahora está calificado como "efector no Covid".

saenz peña.jpg

"En la guardia hay un área no Covid y un sector donde están los pacientes que están esperando los resultados de un hisopado o con síntomas compatibles de Covid, que luego son derivados al Carrasco en caso de confirmarse el diagnóstico", detalló el médico, que además dejó en claro el efector, toda una referencia de la zona sur, sigue recibiendo "todos los heridos de bala y de siniestros viales como antes de la pandemia".

Cuidado colectivo

En ese marco, tanto la directora del Carrasco como el responsable del Roque Sáenz Peña fueron tajantes a la hora de apelar a los cuidados que deben tener quienes viven en la ciudad para el cuidado de todos; e incluso Vidal consideró que "la población está demasiado relajada".

Y Quintanilla no dejó lugar a dudas al afirmar que “la gente debe saber que más allá de cualquier determinación o anuncio que haga el Estado, tanto nacional, provincial como municipal desde el punto de vista político; como médicos es imperioso que decirles que deben mantener todas las medidas de seguridad y cuidado que conozcan y estén a su alcance, más allá de que haya actividades que se liberen o se restrinjan, el distanciamiento y los cuidados debe ser sostenidos”.