La ciudad

Al fin llegó la tecnología para poder usar la tarjeta inteligente

Los primeros mil plásticos recargables para pagar el colectivo se implementarán a mediados de julio. Habilitarán 15 puntos de venta. Se prevé que el servicio funcionará a pleno desde fin de año.

Viernes 24 de Junio de 2011

Primero fue el sistema de consulta para saber cúando llega el colectivo. Ahora, y tras meses de anuncios y dilaciones (ver aparte), llegó el turno del lanzamiento de la tarjeta inteligente destinada a abonar el colectivo. Se trata de la más moderna tecnología de Sudamérica aplicada a un sistema recarga de viajes a través de un plástico que también permitirá a futuro pagar el taxi o el estacionamiento medido. El innovador servicio, que ya está en manos de la Intendencia, estará funcionando a pleno antes de fin de año con 400 mil tarjetas en la calle. Pero antes, a mediados de julio, se implementará una primera etapa con 1.000 tarjetas en la calle y 15 puntos de recarga.

En materia de transporte urbano de pasajeros, la gestión municipal dará en menos de un año el tercer salto cualitativo que se había anunciado en reiteradas oportunidades. Al sistema informático o vía SMS (mensaje de texto) para saber en qué momento arriban los micros a las paradas, y a la renovación de la flota (con una antigüedad inédita de 3,8 años), ahora se le agregará el uso de tarjetas inteligentes personalizadas y con recarga de viajes.

No obstante, para que haya una coexistencia armónica con las tradicionales tarjetas magnéticas y el boleto ocasional con máquinas monederas, se pondrán en marcha varias etapas de implementación.

Previo visto bueno de un equipo de expertos españoles, en julio se pondrán a la venta 1.000 plásticos recargables en 15 puntos ya definidos (los 6 centros de distrito municipales, las sucursales del Banco Municipal y el Ente del Transporte de Rosario, ETR). A los 30 días, se expenderán 10 mil tarjetas, un mes después 150 mil y así hasta llegar a las 400 mil a fin de año. Serán de color naranja con 1.000 puntos de venta y recarga en entes oficiales, comercios y cabinas. El sistema, válido para todas las empresas urbanas, ya cuenta con las 725 máquinas canceladoras a bordo de la flota de colectivos local.

Quienes deseen comprar la nueva tarjeta, deberán abonar 8 pesos por el plástico que contiene tecnología inédita: un chip con módulo de seguridad, además de todos los sistemas con trabas en la red de carga y validación.

¿Cómo funcionará? Al adquirir la tarjeta color naranja, el usuario tendrá varias posibilidades. Podrá cargar la modalidad biviaje de 3,80 pesos, adquirir 6 viajes (a 10,80 pesos) o los ya clásicos 40 a 64 pesos (sistema de uso frecuente).

Al ingresar al colectivo, con sólo arrimar la tarjeta a la lectora (no hará falta sacarla de la billetera) la canceladora imprimirá el pasaje e informará el saldo con que cuenta el pasajero en 8 décimas de segundo. Al estar habilitada en todas las líneas urbanas, permitirá hacer trasbordos entre unidades de diferentes empresas.

En el caso del medio boleto estudiantil, franquicias para discapacitados y pase para mayores de 69 años, en el ETR aclararon que habrá que esperar la adaptación al sistema más adelante. "Se pondrá el énfasis en las credenciales más que en la tarjeta, ya que el chofer deberá cobrar el pasaje en función de identificar al usuario", indicó un vocero.

Aparte de los beneficios para el usuario, la tarjeta inteligente le suministrará mucha información al ente del transporte. Su gerenta, Mónica Alvarado, destacó que "se podrá conocer dónde se cancelan los viajes a partir de saber en qué esquinas sube la gente y a qué hora. Probaremos la integración de los tres software: el que está a bordo, el que poseen los puntos de recarga y el del propio usuario", subrayó.

Justamente, quienes acudan a los primeros 15 puntos de recarga, podrán personalizar sus plásticos. Es decir, ingresar al chip nombre, apellido y DNI, para -en el caso de extravío o robo- poder recuperar el saldo de viajes ya adquiridos y trasladarlo a un nuevo plástico.

Las tarjetas que queden inutilizadas serán bloqueados del sistema.

Anuncios

El debut de la tarjeta inteligente ya se avisaba desde el año pasado. El anuncio oficial decía que se implementaría en marzo. Pero llegó el otoño y la noticia quedó sólo en utopía. Poco después, el último 11 de abril, el intendente Miguel Lifschitz aseguró que "en no más de diez días estarán en Rosario las tarjetas inteligentes". Ahora habrá que esperar hasta julio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario