La ciudad

Al fin Argentino de Rosario libera un predio y se construirán 170 viviendas

El club cederá al Estado dos manzanas del polideportivo de Sorrento al 1400, donde entrenan las categorías inferiores. A cambio, la Intendencia se comprometió a mejorar el predio.

Domingo 25 de Octubre de 2015

Tras dos años de litigio, el municipio y el club Argentino de Rosario llegaron a un acuerdo respecto al destino de unas 12 hectáreas en Sorrento al 1400. El entendimiento destraba la culminación de dos complejos habitacionales en la zona norte y obras públicas clave. Mañana se rubricará el acta en la Intendencia y los trabajos podrían comenzar esta misma semana: 170 viviendas, un destacamento policial, un centro de salud y un polideportivo. Atrás quedan meses de conflicto y por momentos de extrema tensión cuando el Ejecutivo intentó desalojar los terrenos y los socios de la institución se resistieron.

El viernes, la asamblea de socios de Argentino aprobó por unanimidad el preacuerdo al que habían arribado los directivos del club con la Intendencia. Fue el último paso formal para ponerle fin a dos años de litigio.

Según el texto consensuado, Argentino desocupará dos hectáreas de las 12 que ocupa su polideportivo en Sorrento al 1400. Se trata de tierras nacionales que los salaítos explotan desde hace casi tres décadas.

A cambio, la Municipalidad se comprometió a financiar una serie de obras en el complejo deportivo a través del Plan Abre, junto a la provincia. Se mejorarán las canchas de fútbol y se renovará el cerco perimetral. Y se gestionará el sponsoreo del Banco Municipal para la camiseta del club.

Con la liberación de esas dos manzanas, se destraba la culminación de dos complejos habitacionales: el que transformó el asentamiento precario de la comunidad Toba en Paso y Travesía y el que se levantará en Sorrento al 1400.

"En realidad son dos componentes del mismo plan que en su momento arrancaron las Madres de Plaza de Mayo a través del programa Sueños Compartidos", aclaró el titular del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat, Raúl Alvarez.

"El complejo —continuó— que se empezó a construir en Paso y Travesía y ocupaba precariamente la comunidad Toba obligaba a relocalizar familias a Sorrento al 1400, a unas seis cuadras. Como ese terreno lo ocupaba el club, estuvo frenado mucho tiempo".

Según Alvarez, tras la rúbrica del acta "se podrán finalizar unas cien viviendas en Paso y Travesía y comenzar otras 70 en Sorrento. Además se hará un destacamento policial, un centro de salud y un polideportivo".

El funcionario municipal estimó que las obras podrían comenzar "la semana próxima y estar finalizadas en el transcurso del año próximo". La empresa local Pecam "tiene todo listo para arrancar ya los trabajos", sumó el funcionario.

El secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, quien junto a Alvarez negoció con el club, celebró la resolución del conflicto. "Es una gran noticia para la ciudad. Nos permite culminar viviendas dignas para muchas familias y finalizar la transformación de un tramo postergado de la zona norte", resumió.

Desde el club también ponderaron el convenio. "Histórico acuerdo por las tierras del polideportivo. A cambio de ceder una porción de tierra, el municipio se comprometió a realizar una serie de obras y mejoras en el querido polideportivo", publicó la institución en su cuenta oficial en Twitter.

"El tiempo otorgará una real dimensión de lo importante que significa que ya nadie podrá movernos de allí. Tener el reconocimiento del Estado no hace más que confirmar que el reclamo de los dirigentes, hinchas, socios y vecinos era justo. Los chicos del barrio, los principales beneficiados, agradecidos", agregaron.

De esta forma quedan atrás meses de litigio. El pico máximo de tensión se registró el 5 de mayo pasado, cuando el municipio intentó desalojar el predio y los directivos y socios del club se resistieron a abandonar el terreno.

Ese día hubo choques entre los asociados, personal municipal y la policía. Luego una toma pacífica del lugar de parte de los salaítos.

El municipio denunció que el acuerdo entre el club y la Nación había vencido y exigió su liberación para hacer las viviendas.

Se viene el ensanche de la avenida J. José Paso

El acuerdo entre el municipio y el club Argentino de Rosario permitirá efectuar una obra pública vital para la zona norte: el ensanche de la avenida Juan José Paso, desde Sabín hasta el cruce con las vías del ferrocarril. De esta forma, se habilitará un nuevo ingreso al populoso barrio Empalme Graneros.

El titular del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat, Raúl Alvarez, recordó que el ensanche de la avenida "ya estaba contemplado en el plan original del programa Sueños Compartidos para el barrio Toba".

"Ahora —continuó— al liberarse unos terrenos que estaban ocupados precariamente en la zona de Paso y Travesía, se puede ejecutar la obra, que en los hechos supone duplicar el ancho de la avenida".

Alvarez destacó que la intervención "permitirá mejorar notablemente el ingreso a Empalme Graneros y también ayudará a reforzar la seguridad vial en la zona".

Para el funcionario municipal, "una vez que todas las obras de Paso y Travesía estén finalizadas se tomará dimensión de la magnitud de la transformación que hubo en esa zona. Un cambio que en realidad ya se nota, si uno tiene memoria de cómo estaba ese espacio de la ciudad y cómo se vive ahora", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS