La ciudad

Ahora volverán a controlar a los lavaderos clandestinos de autos

Tras la polémica por las sanciones a cuidacoches, el municipio y Aguas Santafesinas SA (Assa) exigirán que regularicen su conexión de agua potable y desagües.

Miércoles 10 de Septiembre de 2014

En medio de la polémica por el mayor control a los cuidacoches, el municipio anunció que en simultáneo volverá a fiscalizar a los lavaderos clandestinos de autos. Los inspectores municipales junto a agentes de Aguas Santafesinas recorrerán en breve los puestos instalados sobre avenida Pellegrini, desde Avellaneda hasta Matienzo y sobre Uriburu y Ayacucho para que regularicen su conexión sanitaria y los trámites administrativos.

"Estos controles ya los hicimos, sin tan buenos resultados hace unos años. La idea es retomarlos en los próximos días con Assa junto a otras acciones de fiscalización del uso del espacio público", precisó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

El funcionario aclaró que la intención de la Intendencia "no es cerrar estos lavaderos de autos que no tienen habilitación o la conexión correspondiente a la red de agua y desagüe. Apostamos a que regularicen su situación por el bien de todos".

Para Asegurado, la actual situación genera varios inconvenientes. "Hay un mal uso de un bien estratégico como el agua, se derrocha mucho, en muchos casos se lava sobre las veredas y el agua acumulada deteriora la calzada al no tener buen tratamiento", dijo.

El secretario de Gobierno admitió que detrás de las irregularidades hay familias enteras que pueden depender de los ingresos que generan estos locales. "Por eso buscamos que regularicen su situación y no cerrarlos", agregó.

Las inspecciones conjuntas entre Municipalidad y Assa comenzarán en breve fundamentalmente en el corredor de avenida Pellegrini, desde Avellaneda hasta Matienzo. Y también en Uriburu y Ayacucho.

La particularidad que tienen estos lavaderos es su tarifa: cobran casi la mitad que los locales céntricos. Mientras en el centro lavar el auto cuesta entre 80 y 100 pesos, en los espacios clandestinos alcanza con abonar entre 50 y 60 pesos.

Los lavaderos formales aseguran que se trata de una competencia desleal ya que no pagan tributos y están conectados en forma ilegal a la red de agua potable y a la luz.

En 2012 la actual gestión municipal hizo 40 actas de inspección y constató que de 23 comercios visitados, 12 no tenían habilitación.

En aquel entonces se les ordenó el cese de las actividades comerciales y se los intimó a gestionar el correspondiente permiso. Otros cinco fueron clausurados.

Ahora volverán los controles y se exigirá la inmediata regularización. De no hacerlo, se aplicarán sanciones administrativas, llegando hasta la clausura definitiva.

Carteles contra la extorsión

La semana próxima la Intendencia comenzará a colocar carteles en los principales parques y espacios concurridos de la ciudad para combatir la práctica extorsiva de determinados cuidacoches. "Vamos a reafirmar el mensaje de que en Rosario no hay tarifas para estacionar en el espacio público", precisó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

El funcionario confirmó además que en lo inmediato se focalizarán acciones de prevención y control sobre los sectores de estacionamiento medido, donde no se puede desarrollar esta actividad.

Al respecto, el concejal de Unión PRO, Carlos Cardozo lanzó desde Twitter: "La Municipalidad intenta adoptar un discurso recio cuando durante 25 años hizo la plancha e ignoró el tema. Pura pose mediática".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario