La ciudad

Ahora también habrá placeros en otros tres espacios verdes de Rosario

Estarán en las plazas 25 de Mayo, Pringles y Buratovich en unos veinte días, según adelantó la titular de la Subsecretaría de Medio Ambiente Cecilia Mijich.

Viernes 29 de Mayo de 2015

Las plazas 25 de Mayo, Pringles y Buratovich también tendrán placeros. Al igual que la versión 2015 del antiguo guardián que se estrenó el miércoles en la San Martín, estos espacios públicos emblemáticos de la ciudad contarán dentro de unos 20 días con un agente que controlará, supervisará y sobre todo conciliará entre las personas que allí concurran. La incorporación tendrá agregados: les facilitarán bolsitas plásticas a los dueños de animales que dejen los desperdicios de sus mascotas en el suelo y tendrán un celular para comunicarse con vecinos y funcionarios.

El debut de Iván Calopa como placero de la plaza San Martín tuvo gran receptividad entre vecinos y la opinión pública. La inversión que demandó su remodelación despertó críticas, pero también halagos, más aún con la incorporación del guardián destinado a preservar el patrimonio público, con una presencia permanente, de lunes a sábados, de 8 a 18.

La idea será replicada en otros tres espacios símbolo del ADN rosarino: las plazas Pringles (Córdoba, Presidente Roca, Paraguay, pasaje Alvarez), 25 de Mayo (Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Laprida) y Buratovich (Cafferata, 3 de Febrero, San Nicolás, 9 de Julio).

Las primeras dos componen el corredor de alto valor histórico y patrimonial que comienza en el Paseo del Siglo con la San Martín, continúa con la Pringles y remata con la plaza frente al Palacio de los Leones.

La plaza de Echesortu, en tanto, fue inaugurada en 1924 y cuenta con la tradicional fuente ornamental, anteriormente instalada en la plaza Sarmiento.

"Ya armamos la capacitación dentro de la Escuela de Jardinería (de Parques y Paseos) con la idea de replicar la experiencia en Pringles, 25 de Mayo y Buratovich. Esta fue una iniciativa de la intendenta Mónica Fein, por eso estamos formando a los próximos placeros para que conozcan de alumbrado, obviamente jardinería, higiene urbana y en cómo actuar ante una eventualidad en contacto con la Guardia Urbana Municipal (GUM)", detalló a LaCapital la subsecretaria de Medio Ambiente, Cecilia Mijich.

Según indicó la funcionaria, los tres nuevos guardianes que se incorporen tendrán el mismo horario que Iván, de lunes a sábados de 8 a 18.

"Estimamos que dentro de 15 o 20 días, los nuevos placeros estarán ya en condiciones de comenzar sus tareas que básicamente pasarán por la preservación y supervisión de cada espacio público, actuación ante un imprevisto y le transmitirán a la gente que es el referente del municipio, que puede brindar información y fomentar la armonía entre los visitantes de cada plaza", destacó Mijich para agregar dos datos novedoso: "Tendrán un celular de contacto con los vecinos y, para los dueños de mascotas que no lleven bolsitas, podrá facilitarlas y así levantar lo que dejen sus perros".

Pero también se apuesta a que jueguen un rol fundamental en la convivencia. "Por ejemplo, en los temas habituales, como los grupos que juegan a la pelota y algún otro conflicto que pueda suceder", agregó Mijich.

Daños. En líneas generales, las plazas sufren daños en el césped, plantas, plantines o arbustos por el exceso de uso o mal uso. Además, se vandalizan en sus columnas, bancos, asientos, cestos y artefacto lumínicos.

El municipio gasta un promedio de 4 millones de pesos al año en reponer el mobiliario urbano deteriorado en los espacios públicos. De todos modos, Mijich fue tajante: "Vamos a seguir apostando a sostener el patrimonio de todos los rosarinos, y no con rejas como existe en Capital Federal".

Para embellecer y poner a punto las plazas que en 20 días tendrán su placero, el municipio invirtió entre 400 y 800 mil pesos en cada lugar: reposición del parquizado, recambio de bombas de riego, nuevas baldosas, limpieza de columnas, cestos papeleros y reponteciación del alumbrado.

Celebrarán hoy la Fiesta de la Lectura

La plaza Pringles será hoy el escenario de una celebración de libros y palabras. Se trata de la Fiesta de la Lectura "Un mar de fueguitos", una actividad que se llevará adelante, de 9 a 12, para homenajear al recientemente fallecido Eduardo Galeano y que forma parte de las actividades del Mes del Libro.

Organizada conjuntamente por la Biblioteca Argentina y Subsecretaría de la Niñez, la Adolescencia y la Familia de la provincia, la actividad se propone que niños y adolescentes puedan crear textos cargados de vivencias, recuerdos y haceres cotidianos. Además, en diferentes espacios de la plaza se podrán compartir "libros objetos" que fueron producidos por los niños de los centro de Acción Familiar y Centros Residenciales tanto de Rosario como de localidades aledañas.

A lo largo de la plaza se instalarán rincones de preguntas y respuestas, participarán los voluntarios "Cuentacuentos", que coordina Mónica Alfonso, el movimiento Libro Libre, talleres de serigrafía, de encuadernación con grabado de esténciles y cómics, una mesa de palabras de colores y sabores, y germinadores de palabras. Habrá mimos, payasos y zancudos acompañarán la fiesta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS