La ciudad

Ahora los taxistas quieren protestar desnudos contra la inseguridad

Lo anunció el titular del Sindicato de Peones, Horacio Boix, para que "el mundo se entere de cómo se vive en Rosario". Ayer volvieron a trabajar tras 18 horas de paro.

Jueves 01 de Octubre de 2015

Los taxistas preparan para los próximos días una movida de alto impacto: se movilizarán desnudos por el centro de la ciudad en reclamo por la creciente inseguridad. "Lo vamos a hacer para que el mundo se entere cómo tenemos que vivir en Rosario para cuidar nuestras vidas", explicó Horacio Boix, secretario general del Sindicato de Peones. Los choferes, junto a los titulares de licencias, volvieron a trabajar ayer por la mañana después de 18 horas de paro, tras un nuevo compromiso oficial de refuerzo de corredores seguros y mayor presencia policial. Igual, reina entre los tacheros un marcado escepticismo.

El propio Boix no acudió ayer al encuentro convocado por el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, en el cual la provincia volvió a prometer más controles (ver aparte).

"No fui porque estoy harto, me siento defraudado, me han mentido todos estos años. Las reuniones están llenas de buenas intenciones, se refuerza la presencia policial después de un hecho de violencia y a las dos semanas se diluye todo", fundamentó.

Según el histórico jefe sindical, en el cónclave "se prometió lo mismo de lo mismo, cámaras en los taxis, corredores seguros. O nos están agarrando para la joda, o no tienen los elementos para resolver el delito o no les interesa darnos respuestas en serio", dijo en declaraciones a Canal 5.

Boix destacó que el sector está atravesando un "pico de violencia nunca visto. Sufrimos por día por lo menos cinco hechos de robo violentos, venimos de la pérdida de un compañero en enero y si esto sigue así, en cualquier momento vamos a lamentar la muerte de otro compañero".

En ese marco, el secretario general del Sindicato de Peones anunció: "Estamos evaluando alguna medida para que esta gente (las autoridades) se despierte de la siesta y deje de mirar para otro lado. Quedó demostrado que con otras acciones, como reducir el servicio nocturno nada cambia".

En concreto, planteó que analizan manifestarse "todos desnudos para que el mundo se entere cómo tenemos que vivir en Rosario para cuidar nuestras vidas. Es un reclamo por la vida, no es político".

La movida, que de concretarse promete fuerte impacto público, aún no tiene fecha, pero se buscará concretar antes de las elecciones. Y el gremio de los peones quiere sumar a otros sindicatos.

Consultado sobre las medidas que podrían adoptar para reducir la inseguridad en este servicio público, Boix sostuvo: "Nosotros vamos por la vida, todo lo que sirva para desalentar los robos lo apoyamos. Pero sin policía nos van a robar las zapatillas, el reloj, la pulsera, esta gente te roba cualquier cosa, porque roba para drogarse".

Para el líder gremial "todo es viable, incluso sacar el efectivo de los taxis, que los pasajeros tengan que pagar con tarjeta, con la tecnología que hay se puede. Apoyamos todas las medidas que desalienten los robos, pero sin presencia policial nada sirve", avisó.

De todos modos ironizó: "Si todas estas medidas se implementan, el taxi del siglo XXI en Rosario ya no será un coche, será una tanqueta del Ejército, con cámaras, sin plata, botón de pánico y blíndex".

Luego cargó contra otros niveles del Estado. "Tengo la impresión que lo que está pasando se da porque hay una corruptela total, un sistema corporativo, una SRL entre jueces, abogados penalistas, los chorros que delinquen para la policía y la Justicia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS