La ciudad

Ahora la Municipalidad quiere poner una ciclovía sobre ambas manos de Oroño

El proyecto ya está en discusión en el Ente de la Movilidad con el fin de conectar tres estaciones. Si prospera, allí la circulación vehicular se reducirá a un solo carril.

Domingo 27 de Septiembre de 2015

El municipio tiene en carpeta una iniciativa que promete generar una fuerte polémica: pretende instalar una bicisenda sobre ambas manos del bulevar Oroño, entre Pellegrini y el río. Con esta obra, el Ejecutivo busca conectar tres estaciones (Museo Castagnino, Facultad de Económicas y Pichincha) donde se podrán alquilar las bicicletas públicas. La medida, que ya está en estudio en el Ente de la Movilidad, reduce la estratégica arteria a un único carril de circulación vehicular. Idéntica situación podría darse sobre calle Córdoba entre Oroño y Paraguay en el Paseo del Siglo, para vincular las estaciones de las plazas San Martín y Pringles.

El borrador que armaron los equipos técnicos de la Intendencia contempla como alternativa, para potenciar la circulación vehicular, eliminar los boxes de estacionamiento medido en parte de Oroño y calle Córdoba.

La propuesta oficial comenzó a analizarse la semana pasada en el directorio del Ente de la Movilidad. Y ya generó resistencias de algunos de sus integrantes. Ocurre que, en tren de fomentar la bicicleta, se reducirá al mínimo la circulación vehicular en dos calles muy transitadas del centro.

El paquete incluye la instalación de varias bicisendas, que atravesarán una veintena de calles céntricas de altísima circulación vehicular. El objetivo de máxima es conectar las 18 estaciones de bicicletas públicas que ya instaló la Municipalidad.

El sistema cuenta con 280 rodados listos para ser utilizados. Sólo resta que el Concejo apruebe el esquema tarifario sugerido por el Ente de la Movilidad para que los ciclistas puedan comenzar a utilizarlas (ver aparte).

Entre las bicisendas incluidas en el esquema original hay dos que son por demás de controvertidas: la del bulevar Oroño, entre Pellegrini y el río, y la de calle Córdoba, entre Oroño y Paraguay.

En el caso de Oroño la pretensión es conectar tres estaciones donde podrán alquilarse las bicicletas públicas (en la intersección con Pellegrini, a la altura de 3 de Febrero y en el cruce con Salta).

Inicialmente se contempló la posibilidad de emplazar la bicisenda sobre el cantero central. La idea estaba basada en una propuesta que presentó hace dos años la ex concejala del PRO Laura Weskamp. Pero no prosperó.

Ahora se analiza colocar la ciclovía sobre ambas manos de la calzada del bulevar. Si la medida avanza en el Ente, una arteria muy transitada por los rosarinos se reducirá a único carril para automóviles, por lo angostas que son cada una de las manos.

Sobre Oroño, entre Pellegrini y el río hay varias escuelas (Dante Alighieri, Rivadavia, Estanislao López, Misericordia, Maristas, Urquiza), la Facultad de Económicas de la UNR y numerosos centros de salud (el sanatorio Mapaci, el Parque y varias clínicas). También funciona sobre esa arteria la delegación local de los Tribunales Federales.

Según puso saber LaCapital, la medida está en estudio y todavía no tuvo consenso para aprobarse y comenzar a implementarse. Una parte de los equipos técnicos del Ente cree que hay que eliminar el estacionamiento de autos para ganar un carril.

Una situación similar se da sobre Córdoba, entre Oroño y Paraguay. Para conectar las estaciones de las plazas San Martín y Pringles se busca colocar una ciclovía. Por ende se reducirán los carriles de circulación vehicular en una calle angosta donde hay colegios (Normal 2, la Facultad de Derecho), bancos e instituciones.

El esquema original elaborado por el Ente también incluye tramos de otras importantes arterias con mucho tránsito como Rioja, San Luis, 3 de Febrero, 9 de Julio, Catamarca, Buenos Aires, Laprida, Entre Ríos, Corrientes, Italia, Dorrego, Callao, Ovidio Lagos, avenida Belgrano, de la Costa, Vera Mujica, Cafferata y San Nicolás.

El Concejo trata mañana la tarifa del sistema

Mañana, la comisión de Servicios Públicos del Concejo comenzará a analizar el esquema tarifario propuesto por el Ente de la Movilidad para el sistema de bicicletas públicas. Sin el aval de los ediles, los 280 rodados adquiridos no pueden ser utilizados por la población. Y algunos bloques quieren que su uso no tenga costo para los ciclistas.

El mensaje enviado por el Ejecutivo incluye tres tipos de suscripciones: una diaria, que habilita al uso del sistema durante 24 horas; una mensual, que lo establece durante el periodo de un mes calendario, y una suscripción anual que habilita al uso del sistema durante todo un año.

Las tarifas se expresan en base al valor tarifario básico de un viaje del transporte urbano (VTB). Así, la tarifa diaria fija el valor de 1,5 VTB, es decir el equivalente de un boleto y medio actual según el modo de pago biviaje ($ 8,60).

Y se establecen tarifas con descuentos en los casos de las suscripciones mensual (15 VTB, es decir unos $ 86,25) y anual (100 VTB, o sea $ 575).

Además, el mensaje sugiere un descuento del 50 por ciento sobre las suscripciones mensuales y anuales que realicen estudiantes secundarios y universitarios que gocen de franquicias del sistema de transporte urbano.

Parte del arco opositor en el Palacio Vasallo reclamó que el uso del sistema sea gratuito para fomentar las bicicletas como modo de movilidad no motorizado y no contaminante.

Desde el Ente, su vicepresidente, el edil Osvaldo Miatello, rechazó el planteo: "En primer lugar, sería un acto de injusticia para aquellos que para andar en bicicleta pagaron para comprar una", indicó. "Pero además la ordenanza que creó el sistema, aprobada por unanimidad de todos los bloques, en todo momento alude a un servicio que tiene costo. Con lo cual, con esta norma, hay que cobrar por su uso", remarcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS