Pandemia

Aguas Santafesinas denunció que durante la cuarentena ya se robaron 80 medidores en las calles de Rosario

La compañía radicó una nueva denuncia penal y pidió a la Justicia que se investiguen en forma unificadas estos últimos casos. Atribuyen el aumento de hechos a la falta de gente en las calles por el aislamiento.

Miércoles 01 de Abril de 2020

La empresa Aguas Santafesinas SA (Assa) denunció que en lo que va de la cuarentena por el coronavirus recrudecieron los robos de medidores, y reveló que entre el 20 y el 30 se robaron 80 dispositivos en las calles de Rosario.

El gerente de Comunicaciones de Assa, Guillermo Lanfranco, precisó que la mayoría de las sustracciones se produjeron en las zonas oeste (principalmente en barrio Belgrano) y noroeste de la ciudad.

De hecho, la compañía presentó ante la Justicia una denuncia penal por hechos ocurridos en los últimos diez días de marzo. En la denuncia presentada ante la Justicia provincial, la empresa señala: “El concepto de salud pública se ve comprometido por estos hechos, ya que perjudica la necesidad social de disfrutar de condiciones mínimas de salubridad e higiene que garanticen, por un lado, ciertos mínimos para la salud de cada persona y, por otra contribuyan al bienestar general de toda la comunidad y el sector circundante”.

Añade que “la comisión de la sustracción en el marco de la pandemia agrava las características de los hechos que se denuncian, ya que la imposibilidad de contar con agua potable como barrera al contagio agrava la situación del usuario y de su familia y la del sector de la comunidad”.

Y agrega: “Asimismo expone a mayores riesgos a los trabajadores de Aguas que deben concurrir a la reposición de los elementos y del servicio. Esto adquiere relevancia en estos días, atento que las personas que sustraen el vital elemento de las instalaciones públicas, aumentan o directamente ponen en mayor riesgo a la salud de la población, privada de tal elemento vital”.

La noche del martes, vecinos que advirtieron la presencia de un ladrón en las calles Gorriti, Stephenson y Don Bosco llamaron a la policía, que montó un operativo para detenerlo. El hombre se movía solo en bicicleta y aparentemente fue detenido, pero no hay constancia formal de ello. Algunos vecinos incluso comentaron que hasta los recolectores de residuos que se encontraban haciendo sus tareas en la zona colaboraron con la policía para atraparlo.

Pero no fue el único caso en los últimos tiempos. “Adjudicamos esta situación al hecho de que hay menos gente en la calle por el aislamiento que rige. Eso facilita el accionar de los que se sientan al lado del cajón donde está el medidor. Cortan los dos caños, de ingreso y de salida, y se llevan el aparato”, afirmó Lanfranco.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el funcionario de Assa remarcó que el robo de medidores “siempre le ocasiona un perjuicio a la empresa, ya que el aparato que es robado debe ser repuesto”.

“El agravante de estos robos es que los domicilios se pueden quedar sin agua durante horas hasta que la empresa reconecta el servicio. Eso, en las circunstancias que vivimos, representa un riesgo sanitario que se debe evitar con la intervención de la policía”, sostuvo.

Lanfranco pidió que la Justicia unifique las denuncias “para tratar de establecer el canal de comercialización de esos aparatos. Es evidente que hay un fin comercial detrás de cada robo. Este es un problema que en este contexto hay que solucionar”.

El vocero de Aguas Santafesina estimó que en estos días “se duplicó el promedio de robos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario