La ciudad

Advierten que una empresa lindera a una escuela acopia combustible

La comunidad del Colegio Los Arrayanes pidió que intervengan las autoridades. Ayer, el Concejo se hizo eco con un pedido de informes.

Viernes 14 de Septiembre de 2018

En una encuentro parlamentario que no duró más de 35 minutos para el tratamiento del orden del día (ver aparte), el Concejo Municipal aprobó ayer una serie de requisitos médicos para los maratonistas que participan de recorridos superiores a los 21 kilómetros. Las exigencias buscan prevenir los ataques cardíacos, entre otras patologías. En tanto, ya sobre el final de la sesión se dio el okey a un pedido de informes en el que se pone sobre la lupa a una empresa de transporte de Sarmiento 2146 en la que se manipula y acopia combustibles y está a metros del Colegio Los Arrayanes. Una preocupación que encendió el alarma entre los padres.


El proyecto de decreto fue presentado por el concejal progresista Pablo Javkin y se hace eco de la preocupación de la comunidad de la escuela Nº 1.390, que ocupa gran parte de la manzana de Riobamba y Sarmiento; una institución que nuclea a cientos de alumnos.

El colegio se encuentra a pasos de las firmas Expreso Gran Aconcagua y Logística Aconcagua, ambas dedicadas al transporte. Los padres de los alumnos redactaron una carta que enviaron a María Claudia Del Toro, la directora del nivel inicial. Allí dijeron que tomaron "conocimiento de la posible existencia de acopio de sustancias inflamables o tóxicas en el predio y el grave peligro que ello genera sobre la integridad física de los niños que concurren a la escuela" y el resto de los asistentes.

En su iniciativa, Javkin le solicitó al Ejecutivo que requiera a estas firmas si están en el registro de bocas de expendio de combustibles, consumo propio, distribuidores y almacenadores. Además se planteó si estos comercios tienen autorización y bajo qué rubro; si se acopian hidrocarburos y sus correspondientes habilitaciones. Finalmente, si fueron inspeccionados, sancionados y si hay denuncias penales por quiebre de clausuras.

La preocupación ya había ocupado las páginas de La Capital. En su sección de WhatsApp de los lectores, se publicó una foto de una expendedora de combustible. "A escasos cinco metros de las aulas del Colegio Los Arrayanes, veinte mil litros de gasoil, ninguna medida de seguridad", expresaba el texto.

Maratones

Dentro del orden del día, sobresalió del temario un proyecto de la concejala María Eugenia Schmuck por la que se exigirán estudios médicos a los participantes de maratones de más de 21 kilómetros de recorrido.

A cada aspirante a este tipo de desafíos deportivos se le exigirá una copia de certificado de salud y examen médico de aptitud física, correspondiente al año del evento. Ambos requisitos siguen una rigurosa lista de análisis, variaciones de peso, presión arterial, diabetes, asma, uso de medicamentos y hasta vacuna contra el tétanos.

La solicitud de un electrocardiograma, ergometría y ecocardiograma quedarán a criterio del médico. El certificado deberá ser otorgado por profesionales autorizados por el Colegio de Médicos.

Los organizadores del acontecimiento serán los responsables de solicitar la copia correspondiente al momento de la entrega de kits para el maratón.

Durante los 12 primeros meses de aprobada, la norma será de aplicación voluntaria. Transcurrido este lapso habrá multas.

Por otro lado, se aprobó que el Ejecutivo informe anualmente sobre la calidad del aire.

Se incorpora un artículo a la ordenanza 5.820, que establece las normas para el control de la contaminación atmosférica

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});