La ciudad

Advierten que corren peligro los servicios nocturnos de colectivos

El líder de la UTA, Manuel Cornejo, dijo que la situación de violencia "se pone cada vez peor" en la ciudad y es muy difícil entrar a algunos barrios.

Miércoles 19 de Febrero de 2020

Luego del informe de La Capital que dio cuenta de los 10 servicios de colectivos que modificaron sus recorridos por los hechos de violencia sucedidos en “puntos calientes” de la ciudad, el secretario general de la delegación Rosario de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Manuel Cornejo, afirmó que las situaciones de violencia e inseguridad que sufren los choferes son “un tema viejo”, y aseguró que la situación “se pone cada vez peor en la ciudad”.

   “Si no tenemos seguridad, no podemos entrar en algunos barrios y no sabemos qué pasará con los servicios nocturnos. Esto es lamentable por la gente que queda a pie, pero no tenemos forma. No podemos entrar a zonas donde tirotean colectivos o les rompen los vidrios a piedrazos”, remarcó el líder gremial en referencia a las agresiones sufridas la semana pasada por una unidad de la línea 123 y otra de la 110.

   En declaraciones a La Ocho, Cornejo sostuvo que a menudo los colectiveros se ven sometidos a situaciones de violencia en los horarios nocturnos y consideró que no ingresar a los barrios en esos horarios “sería la medida más suave”.

Una decena

Hoy son al menos 6 líneas y 4 enlaces las que poseen recorridos diferenciados entre el turno diurno y el nocturno por la inseguridad. Al caer la noche, los conductores toman avenidas o calles principales y evitan las arterias internas de los barrios, donde suelen producirse asaltos y agresiones a los pasajeros, los choferes y las mismas unidades.

   Se trata del 102 (rojo) que tiene, de 21 a 6, un trayecto especial en la zona de la Ciudad Universitaria; y el 122 (verde), de 22 a 6, esquiva un sector de barrio Saladillo; el 123 que ya venía haciendo hace años un recorrido de seguridad, de 21 a 5, para evitar por la noche justamente la zona en la que recibió la agresión; y el 140 que entre las 21 y las 5, no hace punta de línea en la estación Rosario Oeste (Paraná y 9 de Julio) y da la vuelta en avenida Pellegrini.

   Se suman a la lista el 153 (negro), que hace un recorrido especial entre las 23.30 y las 4.30 en el que deja de entrar al barrio Santa Lucía, en la zona oeste de la ciudad; y la K, que entre las 0 y las 6, también cambia su itinerario en La Siberia por razones de seguridad. Además, los enlaces Noroeste (funcionan de 6 a 21), Avellaneda Oeste (de 6 a 22), Santa Lucía (5.30 a 0.30) y la Ronda del Centro (6 a 22), no circulan en cierta franja del horario nocturno.

   “Lo peor sería que paremos toda la línea por falta de seguridad. La medida de fuerza sería más perjudicial para la gente. Ahora estamos viendo cómo solucionan las autoridades este tema que es bastante grave”, señaló Cornejo en relación al malestar que hay en el gremio por los peligros que corren los colectiveros en las “zonas críticas” de la ciudad.

   El sindicalista agregó que “por ahora” se resolvió hacer recortes en el recorrido “para no entrar en el corazón de la zona peligrosa”, y agregó que “por ahora, hacemos un recorrido alrededor de la zona álgida. Pero si no se soluciona, no sabemos qué pasará con los servicios nocturnos”.

   En ese sentido, Cornejo aseguró que “son recurrentes” las agresiones en el transporte público de Rosario. “Nosotros tratamos, como se dice popularmente, de ir parando la bronca, pero llega un momento en que no se puede arriesgar la integridad física del trabajador”, enfatizó.

   Finalmente, criticó el sistema de corredores seguros, que en una época se habían aplicado también en los colectivos. “No sirve. No funciona en esas zonas. Ahí hay que tener presencia policial dentro de los recorridos en las periferias, con un policía en el colectivo, o con un patrullero que vaya adelante. El robo está todos los días, a los pasajeros, es un tema recurrente”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario