La ciudad

Advertencia a bañistas por el descenso del río

El pronunciado descenso del nivel del río Paraná les está jugando una mala pasada a los balnearios de la zona norte y las islas. El retiro de las aguas deja a las playas muy cerca del canal de navegación, por lo cual los guardavidas de La Florida salieron ayer a pedir cautela a los bañistas.

Martes 30 de Diciembre de 2008

El pronunciado descenso del nivel del río Paraná les está jugando una mala pasada a los balnearios de la zona norte y las islas. El retiro de las aguas deja a las playas muy cerca del canal de navegación, por lo cual los guardavidas de La Florida salieron ayer a pedir cautela a los bañistas. Sólo en ese sector, el ancho del espejo de agua habilitado para esparcimiento se redujo a 5 metros, de los 25 que tenía en otras temporadas.

"Hace 10 años que el río no tenía una bajante así", advirtió el jefe de guardavidas del balneario municipal, Leonardo Manino. La altura del Paraná en la costa rosarina marcó ayer 1,58 metro, mientras que la media histórica del río está alrededor de los 3.

El hecho de que esto ocurra en medio de una temporada veraniega de altas temperaturas complica aún más las cosas. Ya que si bien muchas personas se vuelcan a las playas, el área para bañarse es cada vez más reducida. El fin de semana pasado quedaban apenas unos 5 metros de agua para disfrutar.

Es que "el canal de navegación queda muy cerca de la costa, donde el río adquiere una profundidad de 2 ó 3 metros", señaló Manino. Para evitar accidentes, los guardavidas pidieron la colaboración de quienes se acercan a los balnearios: "Deben respetar al máximo el boyado, la cartelería y las indicaciones del personal de seguridad".

También resaltaron que si en lo que va de la temporada no ocurrieron accidentes es porque se extremó el trabajo preventivo. Además del refuerzo del boyado y la señalización, los bañeros empezarán a hacer patrullajes dentro del agua.

En las islas. Si bien el alerta se disparó desde el balneario, la situación es similar en la rambla Catalunya, las playas de los clubes náuticos y, sobre todo, las islas.

"En ese lugar hay que ser más cauto porque la costa cae a muy pocos metros y, en algunos sectores, no está correctamente demarcada", sostuvo el jefe de los bañeros de La Florida.

En rigor, la advertencia también corre para aquellos que cruzan el Paraná con destino a la costa isleña.

"Todos deben tener mucho cuidado, porque en el último mes el río bajó 2 metros y, realmente, está peligroso", insistió Manino.

Mejoras

Las autoridades del balneario La Florida prometieron poner en marcha mejoras para paliar los efectos que la bajada del río Paraná deja sobre la playa municipal. Concretamente, ya hay máquinas trabajando para extender arena sobre las zonas de barro que quedaron expuestas tras el retiro de las aguas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario