La ciudad

Admiten "una falla en la seguridad de la obra" donde murieron dos operarios

Lo aseguró el coordinador de Higiene y Seguridad del Ministerio de Trabajo. Pese a esto la directora de Vivienda ratificó que había controles, peró dudó que fueran suficientes.

Viernes 10 de Junio de 2011

El coordinador de Higiene y Seguridad del Ministerio de Trabajo de la provincia, Néstor Botta, admitió que en el accidente de Unión y Herrera, donde el miércoles murieron ahogados dos obreros al desmoronarse una zanja de seis metros de profundidad, “no existió ni mala suerte ni desgracia”. Y fue contundente al indicar que “lo que hubo fue una falla en la seguridad de la obra, hay que determinar ahora dónde estuvo y las responsabilidades”.

La admisión del funcionario chocó con las declaraciones de la directora de Vivienda y Urbanismo de la provincia, Alicia Pino, quien a pocas horas de la tragedia había asegurado que “las medidas básicas de seguridad estaban dadas”. Y, si bien ayer lo ratificó ante La Capital, deslizó que “habrá que verificar si esas medidas fueron suficientes”.

Pino estuvo ayer en el lugar del accidente y entre otras cosas escuchó relatos de los vecinos sobre las malas condiciones en las que trabajaban los obreros.

“Escuchamos a la gente y le propusimos que dejaran constancia oficial de sus dichos, porque son muy valiosos, pero tenemos que esperar los informes de los expertos”.

La funcionaria también indicó que, ante la magnitud del hecho, no se descarta “convocar a un peritaje externo”, y señaló que “una vez que se establezcan las responsabilidades, se actuará en consecuencia de acuerdo a las penalidades vigentes”.

En el lugar de la tragedia también se hicieron presentes inspectores del Ministerio de Trabajo de la provincia. “Este es un trabajo que nos va a llevar varios días”, explicó Botta y señaló que “se están investigando cuáles fueron las causas del hecho. Para eso hay que recolectar información, hablar con los trabajadores y con los vecinos, además de inspeccionar las empresas que estaban llevando adelante las obras y revisar la documentación”.

Si bien se excusó de brindar detalles sobre si los obreros llevaban o no los elementos de seguridad, consideró que “un accidente de estas características se produce porque la seguridad de la obra falla, no se puede hablar de mala suerte ni de desgracia, acá evidentemente algo no se hizo bien”.

Por su parte, el ministro de Trabajo de Santa Fe, Carlos Rodríguez, calificó de “inexplicable” la tragedia y llamó a investigar “a fondo” porque “los accidentes tienen causas”.

En cuanto a las medidas de seguridad que según Pino se cumplían, Rodríguez también se explayó. En declaraciones a LT 8, dijo que “uno de los trabajadores que fue rescatado tenía ropa de trabajo, arnés de seguridad y cable de vida. El otro, que seguramente entró a rescatarlo, no tenía absolutamente nada, pero hay que ver cuál fue la causa primaria que permitió la rotura del caño”.

Para develar esas causas ya se abrió una investigación en la Justicia. El expediente está caratulado de “doble homicidio culposo” y lo tramita el juzgado Correccional Nº 5, a cargo de Marisol Usandizaga (ver aparte).

En cadena

Un empleado sufrió ayer traumatismo de cráneo luego de que un montacargas le atrapara la cabeza. El hecho se registró en el depósito de un comercio ubicado en San Luis al 1500. En tanto, un albañil cayó al vacío desde un tercer piso y se salvó por portar el arnés. Ocurrió en un edificio ubicado en Mitre al 2.900 y el trabajador resultó con traumatismos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario