La ciudad

Acuerdan crear dos comisiones para reactivar al Hospital Italiano

Los médicos y los trabajadores del conocido nosocomio controlarán a la comisión económica, que será la encargada de conseguir fondos para descomprimir la crisis.

Jueves 20 de Agosto de 2015

La severa crisis económico-financiera del Hospital Italiano comenzó a tener un esbozo de solución. En la trascendental reunión que se llevó a cabo ayer al mediodía en el auditorio de la institución entre el Consejo Directivo y los representantes de los médicos y los trabajadores, se crearon dos comisiones: una médica y otra económica, para destrabar el angustiante conflicto que atraviesa este tradicional centro de salud de la ciudad.
  “La idea es ir buscando soluciones al conflicto y mientras veamos predisposición para ello, vamos a acompañar”, señaló Juan Martino, secretario general de Atsa Rosario (Asociación de Trabajadores de la Sanidad de Rosario y el sur provincial), quien participó del encuentro de ayer en el hospital y valoró el gesto de la empresa de buscar un futuro posible.
  En este contexto, la intención de quienes promovieron la creación de las dos comisiones es generar un escenario de mayor control en las próximas acciones de la entidad. La comisión médica —conformada por médicos, trabajadores y directivos del efector—, será la encargada de monitorear a la comisión económica, que tendrá a su cargo buscar y crear recursos para poder solventar la gran cantidad de deudas que tiene a maltraer al hospital.
  De esta manera, con la participación y la tutela de los profesionales y los empleados, se va edificando al menos un contexto favorable para iniciar un camino de resolución para esta dramática situación.
  Los trabajadores vienen denunciando desde hace tiempo deudas salariales, falta de insumos, complicaciones para brindar los servicios habituales y maniobras de desmantelamiento. Las dificultades adquirieron tal magnitud que el conflicto se volvió asfixiante ante la falta de dinero para descomprimir.
  Luego de la numerosa reunión que se desarrolló ayer, en la que la empresa presentó un plan de salida para la crisis y que contó con la presencia de todos los sectores que participan de la vida activa del hospital, el efector recuperó su fisonomía habitual y comenzó a trabajar normalmente. Los pacientes están siendo atendidos y los servicios están funcionando con un enorme esfuerzo de los trabajadores.
  “Queremos defender las fuentes laborales, que se les pague a los compañeros y que vuelva a reposicionarse este histórico hospital, así que iremos acompañando todas las medidas que se dirijan en esa dirección”, resaltó Martino.
  Con lo acontecido ayer, las preocupaciones que sufren los médicos y los empleados del hospital por lo menos hallaron un guiño de dirección. Formal. No inyecta dinero, pero señala el sendero a seguir, y remarca la imperiosa necesidad de conseguirlo. Es que los trabajadores están pendientes de sus fuentes de trabajo y de sus chances de continuidad, las que debieron transitar entre signos de interrogación durante este período de severos inconvenientes institucionales, y el acuerdo de ayer significa un respiro, un auténtico envión.
  El Hospital Italiano es uno de los efectores de salud más importantes de la ciudad. Es un centro tradicional, valorado por la sociedad rosarina. Cuenta con 200 camas y 500 trabajadores en su estructura de funcionamiento. Desde ayer, comenzó a organizarse un poco mejor para poder lograr su ansiada reactivación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario