La ciudad

Aceptan revisar exenciones al pago de la TGI, pero igual se viene un aumento

"Algunos casos pueden ser irritantes", admitió el secretario de Hacienda municipal. El titular del bloque oficialista en el Concejo señaló que se rediscutirá este beneficio.

Jueves 08 de Septiembre de 2011

La propuesta de revisar las exenciones vigentes al pago de la tasa general de inmuebles (TGI) -lo que incluye a propiedades de los cultos religiosos, clubes, consulados y hasta entidades empresariales- que se presentará en los próximos días en el Concejo Municipal fue aceptada por diferentes voces del oficialismo. Sin embargo, el titular del bloque socialista, Manuel Sciutto, y el secretario de Hacienda del municipio, Gustavo Asegurado, indicaron que "el impacto económico es casi inexistente", por lo que afirmaron que eso no evitará en 2012 una actualización de los montos actuales de la TGI.

Sobre la posibilidad de crear un nuevo radio tributario para los edificios de alta gama, el titular de Hacienda señaló que "eso ya se hizo en la reforma de 2008".

La iniciativa fue lanzada por el concejal del Partido del Progreso Social (PPS) Héctor Cavallero luego de que la intendenta electa Mónica Fein reconociera que en el proyecto de presupuesto que se está elaborando para el 2012 incluirá una actualización de los montos de la TGI.

Básicamente, el proyecto propone revisar las exenciones que actualmente alcanzan a las propiedades de los cultos religiosos -desde las iglesias hasta otros edificios como el Arzobispado-, clubes que no desarrollan servicios y actividades sociales, algunas de las sedes consulares y hasta entidades empresarias que cuentan con grandes edificios en pleno centro rosarino. Y a eso suma la creación de un nuevo radio tributario, el VI, donde quedarían incluidos los nuevas torres de alta gama que actualmente se están levantando, como las de Puerto Norte.

Sin impacto. El secretario de Hacienda municipal reconoció que la reevaluación de las exenciones "es una discusión válida, porque hay que reconocer que en algunos casos pueden resultar irritantes"; sin embargo, destacó que en su conjunto "no tienen impacto económico".

En cifras, Asegurado explicó que "por fuera de los organismos del Estado nacional, provincial y municipal, las exenciones al resto de las entidades no representan más del 1,5 por ciento de la recaudación total de un período" y también indicó que este beneficio del que también gozan los jubilados -sobre el que no se plantean modificaciones- "no llega al punto porcentual de la recaudación".

Sobre la creación de un nuevo radio tributario, el funcionario recordó que "ya con las modificaciones de 2008 se creó un radio especial, el V, sobre las zonas con mejores servicios y potencialidades en la calidad de vida, donde se incluyeron los barrios cerrados y el sector de la costa del río, y donde las alícuotas son especialmente gravosas".

Si bien reconoció que "se avanzó en materia de infraestructura y servicios en sectores con nuevas edificaciones", el titular de Hacienda indicó que "en esos casos lo que habría que hacer no es crear nuevos radios, sino evaluar la necesidad de actualizar las valuaciones en las diferentes categorías".

Pero también en este punto consideró que "el impacto es nulo" y explicó: "En esas zonas puede haber algún centenar de unidades de viviendas y oficinas premium, pero sigue siendo sólo un centenar; cuando en toda la ciudad hay 370 mil cuentas de TGI. No llegan a representar ni siquiera el 1 por ciento del total, por lo que el impacto económico no existiría".

Concejo. En el Palacio Vasallo, el titular del bloque oficialista señaló que las dos propuestas del concejal Cavallero "son un debate válido". Así, Sciutto afirmó que comparte "la idea de que todos aquellos que no cumplan una función social aporten con el pago de la tasa", y respecto del nuevo radio tributario consideró que "habría que evaluar si las valuaciones de los inmuebles de alta gama que plantea el concejal son visiblemente diferentes a los radios I y V, que son los que actualmente más aportan".

Pese a eso, al igual que titular de Hacienda, Sciutto ratificó que ninguna de las modificaciones "son de una magnitud equiparable a la pérdida del valor que tuvo la TGI desde su último aumento hace dos años". Si bien el reconoció que podría "minimizar el monto de actualización", afirmó que "no evita la necesidad de una suba en un período claramente inflacionario".

Entre 2009 y 2011, 4.400 cuentas más

El crecimiento de la ciudad y el auge de la construcción obligan a preguntarse si ese desarrollo se tradujo en un aumento de la cantidad de contribuyentes que mes a mes abonan la tasa general de inmuebles (TGI). Lo cierto es que de enero de 2009 a la misma fecha en 2011, el número de cuentas de TGI aumentó en 4.400, apenas un 1,1 por ciento; mientras que la recaudación entre 2010 y 2011 aumentó un 5 por ciento. “No es una variación extraordinaria y está dentro de lo previsto por el crecimiento de la ciudad”, explicó la subsecretaria de Economía, Eleonora Scagliotti.
  El último incremento de la TGI se aprobó en el Concejo Municipal en diciembre de 2008, y la suba alcanzaba a casi la mitad de los contribuyentes. Según los registros de la Secretaría de Hacienda, a enero de 2009 el municipio tenía 379.800 cuentas de TGI, mientras que dos años más tarde el número se incrementó a 384.200.
  En relación a la recaudación, Scagliotti indicó que “el crecimiento interanual de la recaudación de tasa general de inmuebles por el propio de crecimiento de la ciudad se prevé en un 4 por ciento”, y detalló que en el último año superó esa previsión en un punto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario