La ciudad

"Acá no cambió absolutamente nada", dicen desde el club María Reina

"No cambió absolutamente nada, sólo la vigilancia en la puerta y los patrulleros que pasan de vez en cuando. Falta iluminación, seguridad, presencia del municipio".

Martes 23 de Octubre de 2018

"No cambió absolutamente nada, sólo la vigilancia en la puerta y los patrulleros que pasan de vez en cuando. Falta iluminación, seguridad, presencia del municipio". Con estas palabras, Gerardo, uno de los directivos del club María Reina, hizo un balance de lo sucedido en el barrio durante el mes que transcurrió desde la balacera desatada contra el la fachada de la parroquia y el Colegio Pablo VI.

El club de fútbol infantil está en Nicaragua y Génova, en la zona donde se erigen la parroquia y la escuela religiosa. "Está todo como antes, todo sigue igual", indicó con desgano el directivo de la entidad deportiva a la que asisten 300 chicos (200 de ellos de entre 8 y 13 años). Allí se enseña tanto fútbol masculino como femenino. "La tensión bajó, también no supimos de nuevas amenazas, pero hace falta más trabajo social del Estado. Se necesita un mejor dispensario, con médicos y una guardia permanente. Pero la solución principal a todo esto pasa por la seguridad, porque los primeros días había un patrullero cada cinco minutos y hoy no se ven tanto", resumió el directivo.

La institución, como gran parte de los clubes de barrio, es blanco reiterado de la delincuencia. En 2013, una seguidilla de hurtos y la vandalización del patrimonio llevó a María Reina a una situación extrema. Tuvieron que soldar la puerta de entrada y hasta dejaron un perro en la secretaría para intentar impedir la ola de robos.

La balacera se desató el domingo 23 de septiembre por la madrugada en la parroquia de México al 1000 bis. Tres días después, el arzobispo Eduardo Martin desembarcó allí para apoyar y respaldar el trabajo pastoral del cura Juan Pablo Núñez. "Las autoridades deben dar paz y hace rato que no la tenemos. En los barrios hay muertos a diario y el dinero negro corre a raudales", había señalado el arzobispo durante la homilía de la misa que había sido convocada por redes sociales y a la que acudieron más de 300 feligreses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario