La ciudad

A raíz de una intervención "tardía", piden hasta cinco años de prisión para un médico por mala praxis

Se debate en juicio el rol del traumatólogo que asistió a Maxi Iñiguez, fallecido en 2014. Sufrió un accidente y le amputaron una pierna

Lunes 03 de Mayo de 2021

Un médico traumatólogo de Rosario afronta un pedido de pena de tres años de prisión condicional y cinco de inhabilitación de la matrícula por el delito de homicidio culposo. En un inédito juicio oral por mala praxis se le cuestiona la intervención en un paciente de 20 años que en febrero de 2014 sufrió fractura expuesta en una pierna tras un accidente. Ello derivó en la amputación de miembro afectado, práctica “tardía y extemporánea” según la acusación, lo cual provocó que muriera por una infección generalizada. La querella que representa a la familia de la víctima solicitó 5 años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para ejercer la medicina, mientras que la defensa del profesional entiende que actuó diligentemente y debe ser absuelto.

Siete años después llegó a juicio oral y público un caso de mala praxis médica. Se trata de las derivaciones que tuvo la muerte de Maximiliano Iñiguez, un chico que el 9 de febrero de 2014 comenzó un derrotero inesperado luego de sufrir una herida leve, fractura expuesta de tibia y peroné en la pierna izquierda, tras un accidente de tránsito en Villa Gobernador Gálvez.

Algo leve que desembocó en lo peor

Luego de ser estabilizado y atendido en el Hospital Provincial, fue derivado a un sanatorio Los Alerces, de San Juan al 3034. Allí, según la acusación, le colocaron un tutor pero la atención médica dejó que avanzara una infección que no fue atendida a tiempo y se decidió tardíamente amputarle el miembro afectado.

>> Leer más: Comienza hoy el primer juicio oral por mala praxis médica en Rosario

Tras sufrir múltiples complicaciones que lo mantuvieron inconsciente en terapia intensiva con daños neurológicos irreversibles, murió el 16 de abril por un paro cardíaco provocado por la sepsis (infección) generalizada. El desconsuelo por el repentino y fatal desenlace atravesó a toda la familia, que desde que se complicó el cuadro sospechó de un abordaje médico desacertado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario