La ciudad

A pesar de las dificultades, ya quedan pocos boletos para el tren Rosario-Buenos Aires

Ayer las boleterías abrieron dos horas más tarde de lo previsto y en el Apeadero aún están trabajando en los andenes.

Martes 31 de Marzo de 2015

Si bien las ventanillas de la estación Rosario Norte abrieron dos horas después de lo anunciado y el sistema de venta de boletos en el Apeadero Sur recién se pudo poner en marcha entrada la tarde; ya quedan pocos lugares libres para el primer tren que partirá desde Rosario hasta Retiro.

En pocas horas, a través de internet, se completaron dos de los tres coches categoría turista que saldrán desde la zona sur de la ciudad el próximo jueves, a las 0.30.

Amantes del servicio ferroviario y familias jóvenes en plan de minivacaciones por el feriado de Semana Santa, se anotaron entre los primeros compradores de los ansiados boletos.

El anuncio del comienzo de la venta de pasajes para el nuevo tren a Retiro generó expectativa en la ciudad.

"Es el arranque de una iniciativa muy importante, de volver a poner en marcha un medio de transporte necesario para la ciudad y la región", explicaba ayer Miguel, 67 años y jubilado ferroviario, mientras se alejaba de la estación Rosario Norte.

"Va a ser un día histórico y hay que estar ahí", afirmó apretando el folleto a todo color que promocionaba los nuevos servicios ferroviarios a la ciudad de Buenos Aires.

No todos tuvieron la misma suerte. Durante la jornada de ayer, comprar en las ventanillas pasajes para el nuevo tren no fue una tarea sencilla.

Si bien se había anunciado que los boletos para poder acceder al primer servicio del tren se podían adquirir tanto en la estación Rosario Norte como en el Apeadero Sur desde las ocho, los más puntuales encontraron ambos lugares cerrados.

Recién a partir de las diez se habilitó la venta en el histórica terminal de Pichincha.

Y quienes se acercaron por la mañana a la zona sur, apenas alcanzaron a comprobar los avances de la construcción de la estructura que albergará la llegada del tren. Las oficinas previstas para alojar las boleterías aún permanecían vacías y se estaban instalando las máquinas y el sistema para la venta de pasajes, que recién se habilitó a las 18.

Aún así, para llegar hasta el lugar había que sortear primero un sector que falta pavimentar, una vereda en construcción y decenas de operarios moviéndose como hormigas.

"El ritmo de obras es excelente, los trabajos están completos en un 65 por ciento y estamos dentro de los plazos establecidos", se indicó desde el obrador .

En ese mismo lugar se remarcó además que "los horarios de llegada y partida del tren no coincidirán con el trabajo de los albañiles".

 

Boleto en mano. De todas formas, la mayoría de los pasajeros se acercaron a Rosario Norte. "Hubo muchísimas consultas y bastante venta", indicaron desde las ventanillas de la boletería.

Los encargados de la seguridad del lugar remarcaron además que "incluso desde temprano, desde antes de las ocho, la gente ya se acercaba a preguntar por los pasajes a Buenos Aires".

Y la demanda no se acotó a la primera formación que partirá el jueves, sino también a las que lo harán los días posteriores.

Personas adultas y comprometidas con la causa ferroviaria, como Miguel, o familias jóvenes con ganas de aprovechar el feriado de Semana Santa se alejaban contentos, boleto en mano.

Entre los primeros el incentivo era sumarse al primer viaje. Los segundos, achicar costos.

Entrada la tarde, la consulta al sitio de venta de boletos on line (www.trenesargentinos.gob.ar) mostraba que el servicio 278, que el próximo jueves partirá a las 0.26 con destino a Retiro, ya tenía dos coches de categoría primera completamente vendidos y el tercero casi por la mitad, mientras que en los dos coches pullman, con casi cien asientos, quedaban unos 20 lugares libres.

El debut. Los nuevos servicios del flamante tren a Buenos Aires debutarán mañana.

A las 16.07 partirá desde Retiro el primer tren cero kilómetro con destino a Rosario, y llegará a las 22.35 al andén del Apeadero Sur, en Batlle y Ordóñez y San Martín.

En esta primera etapa los viajes sólo serán Retiro-Rosario y regreso, sin paradas intermedias en otras localidades.

La salida desde el Apeadero Sur será a las 0.30, con llegada a Retiro prevista para las 6:58 de la mañana.

Inicialmente se prevé que la duración del viaje sea de 6 horas y media, con la promesa de que a medida que las obras en las vías ascendentes se vayan concluyendo los tiempos también se reducirán.

Los pasajes cuestan 175 pesos en primera y 225 pesos en pullman, un 30 por ciento menos que los colectivos.

Cada tren tiene capacidad para 309 pasajeros y un coche comedor.

El municipio además dispuso servicios diferenciales de ómnibus para llegar al Apeadero.

Una orientación muy desorientada

Inútil fue ayer consultar la línea de atención al pasajero de Trenes Argentinos (0800 222 8736) para saber dónde comprar los boletos para el nuevo servicio ferroviario a Buenos Aires.

“Se venden de lunes a viernes, de 8 a 16, en la estación de Rosario”, contestó después de un largo rato el operador de turno.

Pero lo cierto es que el solícito empleado no pudo precisar a cuál de las dos estaciones se refería. “Desconozco, no sé cuál es, no conozco Rosario”, se disculpó. Sería interesante que este servicio se prestara de mejor modo, ya que está precisamente para evacuar las dudas de los usuarios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS