La ciudad

A partir de septiembre, las facturas de agua llegarán con otro 18% de aumento

En abril ya se había incrementado en un porcentaje idéntico. Estiman que 7 de cada 10 usuarios no pagarán más de $400 por mes

Sábado 11 de Agosto de 2018

A partir de septiembre las boletas de agua vendrán con un 18 por ciento de aumento. De esta forma, el 2018 cerrará con un 36 por ciento de suba tarifaria escalonada, que significará para el 71 por ciento de los usuarios un pago mensual de hasta 400 pesos. Los incrementos no compensarán las recientes subas de los insumos, a punto tal que el gobierno santafesino subsidiará el funcionamiento y las inversiones de la compañía estatal en unos 1.800 millones de pesos.

   Días atrás, el Ministerio de Infraestructura santafesino dictó la resolución que autoriza una suba del 18 por ciento en la tarifa a partir del quinto bimestre (septiembre/octubre). Esto implica que al aumento de abril se le carga otro 18% para el quinto y sexto bimestre.

   Para trasladarlo a las boletas de los usuarios no será necesaria una audiencia pública convocada por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), ya que con la convocatoria de comienzos de año, se habilitó a una revisión a partir del segundo semestre.

   El aumento de abril había sido autorizado por un 18 por ciento que se aplicó en las facturas de mayo. Ahora, se le suma en forma escalonada otro porcentaje idéntico a partir de septiembre que totaliza el 36 por ciento para todo el 2018.

   Según voceros de Aguas Santafesinas SA (Assa), el porcentaje desdoblado en el año, implicará un costo de bolsillo anual de un 19 por ciento para cada cliente.

   Este traslado a tarifas, se esgrime desde la empresa estatal, es para compensar parcialmente los aumentos de costos y el desfasaje del cálculo presupuestario para el funcionamiento de la compañía, que se había estimado con un dólar a 21 pesos.

   Los ítems que más subieron en la estructura de costos de Assa fueron la energía, los insumos químicos, maquinarias, cañerías, piezas de reposición y filtros que en su mayoría están dolarizados. Hoy el tipo de cambio modificó los números iniciales.

   En esta lógica, el Estado provincial continúa subsidiando en su totalidad las inversiones de Aguas destinadas a optimizar y extender la prestación de sus servicios, que en 2018 suman más de 1.580 millones de pesos.

   Pero además, el gobierno santafesino continúa subsidiando el funcionamiento de la empresa, estimándose un aporte de 328 millones de pesos para gastos a lo largo del año.

   Aplicada la variación tarifaria del 18 por ciento a partir de septiembre (en Rosario) y octubre (para Santa Fe y el resto de los distritos), el 71 % de los usuarios residenciales con servicio de agua potable y desagües cloacales no pagará más de 400 pesos por mes.

   En la provincia, Assa abastece con sus servicios sanitarios a 15 localidades, sostiene dos sistemas de acueductos (el centro-oeste) y desvío Arijón que nutre a Santo Tomé. En total, se sirve de agua potable y cloacas a unos 2 millones de habitantes.

   En relación a los aumentos y a la nueva factura de septiembre que incluirá el 18 por ciento autorizado por el gobierno, Assa mantiene su régimen de casos sociales para aquellos usuarios que, por su situación socioeconómica, consideren no estar en condiciones de afrontar el pago de la factura de servicios sanitarios. Dichos usuarios son eximidos de pagar la tarifa durante un año, con posibilidad de renovación.

   En abril pasado, el ministro de Infraestructura santafesino, José León Garibay, había justificado la primera suba del año. "Entendemos que es un valor razonable para la situación actual y con este aumento equilibramos el déficit que traía desde 2017", había dicho el funcionario para dejar abierta la posibilidad que ahora se concretó: "Dejamos abierta la posibilidad de ver algún reajuste para el cuarto y quinto bimestre en función de cómo se desarrolle el proceso inflacionario".

   En ese sentido, el ministro valoró positivamente el servicio que presta Assa. "Es evidente la mejora, hemos incorporado una nueva planta potabilizadora y ampliado la red de acueductos", justificó.

Recuperan 9 medidores que habían sido sustraídos

Dos delincuentes fueron detenidos ayer con nueve medidores de agua dentro de una caja de cartón cuando caminaban por la misma zona en la que los había sustraído, en barrio Los Gráficos.

La noticia trajo alivio a los vecinos de Bernheim al 8300 y 8400, que hace varios días atrás habían despertado sin agua, pero con el frente de sus viviendas inundados por el anegamiento. Al descubrir que les habían robado los medidores hicieron las denuncias, pero no fue hasta ayer que se logró detener a dos sujetos con "las manos en la caja".

La Policía Comunitaria detuvo a dos sujetos que llevaban nueve medidores de aguas con sus llaves de bronce. Ambos, domiciliados en la zona, quedaron a disposición de la justicia. El año pasado se habían robado unos 400 medidores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario