La ciudad

A nueve meses de la tragedia de salta 2141, familiares de las víctimas realizan un escrache en Litoral Gas

Con carteles y fotos de las víctimas de la explosión, piden ser recibidos por las autoridades de la empresa. No se irán de las oficinas "hasta que alguien dé la cara".

Martes 06 de Mayo de 2014

Al cumplirse hoy nueve meses de la tragedia de Salta 2141 en la que 22 personas murieron producto de una explosión y posterior derrumbe de un edificio, un grupo de familiares de víctimas ocuparon este mediodía las oficinas de Litoral Gas, la firma prestataria del servicio. Portando carteles con fotos y nombres de las víctimas, piden ser recibidos por autoridades de la empresa.

"Estamos en Litoral Gas donde no nos permitían el ingreso. El gerente (de Relaciones Institucionales de Litoral Gas, José María) González bajó por una escalera y se escondió. Nadie sale a dar la cara y hasta los empleados han dejado sus puestos", contó Claudia Vaio, madre de Santiago Laguía, uno de los jóvenes que murió en la explosión.

En diálogo con "Trascendental" de La Ocho, la mujer contó que agentes policiales llegaron a las oficinas de Mitre y Urquiza, pero que decidieron quedarse adentro del lugar "hasta que no salga uno de los gerentes y dé la cara".

"Ya que Enargás los imputa y nosotros no podemos imputarlos queremos  que alguien de la cara y nos diga algo. Estamos hartos de ir a gritar  y a pegar carteles en un lugar donde nos espían por las ventana sin decir nada", agregó Claudia Vaio. Y contó incluso que la vez anterior que fueron agredidos verbalmente por empleados de la firma.

Según el fallo de la jueza de Instrucción Nº 10, Irma Patricia Bilotta, once personas fueron procesadas por la tragedia del 6 de agosto pasado, entre ellos los inspectores de Litoral Gas Claudio Tonucci; la gerenta técnica, Viviana Leegstra y los inspectores Gerardo Bolaños (cortó el gas el 25 de julio sin poner un cepo de seguridad para que trabajara el gasista José Allala, otro imputado); y Luis Curaba y Guillermo Oller, que reconectaron el servicio un día más tarde sin hacer una inspección integral.

En la resolución de la magistrada se destaca un aspecto confuso que involucra a Litoral Gas. La empresa solicitó a la Municipalidad un pedido "urgente" para romper la vereda el 25 de julio, del que luego desistió. Para los investigadores, la compañía detectó fallas graves que finalmente no reparó.

Además el Enargás impuso una multa 6,5 millones de pesos a Litoral Gas por la tragedia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario