La ciudad

A media mañana del domingo los rosarinos podrán disfrutar del paso de los vehículos del Rally Dakar

El mayor flujo se dará entre las 9 y las 10. Los participantes ingresarán por Oroño, tomarán Circunvalación hasta Pellegrini y desde allí por la autopista a Córdoba.

Sábado 03 de Enero de 2015

La 37 edición del rally Dakar comenzó hoy con una largada simbólica en la histórica Plaza de Mayo de la ciudad de Buenos Aires, antes del inicio mañana de la competencia que recorrerá unos 9.000 kilómetros de aventura extrema por Argentina, Chile y Bolivia hasta el 17 de enero.

El podio se levantó en la explanada de la Casa Rosada, sede del gobierno, ante miles de espectadores que ratificaron la pasión de los argentinos por el automovilismo, o los “fierros” como prefieren denominarlo.

En tanto, Diego Sebben -integrante del Comité Organizador del Dakar en Argentina- destacó que tras el inicio de la primera etapa entre Baradero y Villa Carlos Paz, los vehículos entrarán a Rosario por la avenida de Circunvalación (a la altura del City Center), para recorrerla hasta avenida Pellegrini, desde continuarán por la autopista Rosario-Córdoba. Según el organizador, "el mayor flujo de vehículos se dará entre las 9 y las 10 de la mañana”.

Y como lo vivido el año pasado cuando la largada se produjo desde el Monumento a la Bandera, los rosarinos tendrán la oportunidad de ver nuevamente a las motos, cuatriciclos, autos y camiones participantes cuando emprendan el regreso hacia Buenos Aires, allá por el 16 de enero.

Ese viernes, según contó Sebben, "los vehículos entrarán a Rosario por la autopista Córdoba y harán todo el recorrido por Pellegrini hasta el hipódromo" Independencia, lugar de concentración del último campamento. En la mañana del sábado 17 tomarán bulevar Oroño rumbo a la autopista a Buenos Aires para la etapa final de la carrera.

El clima en la Rosada

Los 406 competidores que aprobaron la revisión técnica (161 motos, 45 cuatriciclos, 137 autos y 63 camiones) partieron del parque cerrado instalado en el predio de exposiciones Tecnópolis, en la localidad de Vicente López en las afueras de Buenos Aires, para recorrer la ciudad hasta el podio en la Plaza de Mayo.

El itinerario del séptimo Dakar en tierras sudamericanas será un enorme bucle de 9.000 kilómetros a través de Argentina, Chile y Bolivia con largada y salida en Buenos Aires.

La carrera fuera de pista más famosa del mundo iniciará su séptima edición en tierras sudamericanas tras abandonar África por amenazas terroristas.

La primera de las 13 etapas del Dakar partirá el domingo de la localidad bonaerense de Baradero y tendrá como destino la ciudad de Villa Carlos Paz. Tendrá unos 663 kilómetros de enlace y entre 170 y 175 kilómetros cronometrados.

Luego seguirá rumbo noroeste hacia las ciudades de San Juan y Chilecito, para luego cruzar la cordillera de los Andes a unos 4.800 metros de altura por el Paso San Francisco hacia Copiapó, ya en suelo chileno.

La caravana de vehículos se dirigirá luego a Antofagasta e Iquique, atravesando el desierto de Atacama, para cruzar hacia Uyuni en Bolivia, donde si el clima lo permite y no llueve, se correrá a través del salar más grande del mundo.

A partir de allí comenzará la fase final del Dakar en regreso rumbo al Atlántico, con escalas en Iquique, Calama y un nuevo cruce de los Andes con la etapa a mayor altura, los 4.970 metros, con dirección a Salta a través de las Salinas Grandes. Será el turno después de conducir hasta Termas de Río Hondo, donde comenzará la etapa más larga del rally y de toda la historia del Dakar con un total de 1.024 kilómetros hasta Rosario, para luego cerrar la competencia en Buenos Aires.

“Mañana será un día de ponerse en ruta, ponerse en carrera. Trabajamos para intentar ganar, para dar lo máximo, lo importante es salir tranquilos”, declaró hoy el piloto español Nani Roma (Mini), defensor del título en autos, antes de la partida.

Roma expresó en tanto su preocupación por la etapa maratón que correrán los autos en esta edición, en la que no podrán contar con asistencia mecánica. También por algunas etapas que serán muy largas, como la penúltima entre las localidades argentinas de Termas de Río Hondo y Rosario, con 1.024 kilómetros en total, la más larga en toda la historia del Dakar.

“Siempre es preocupante todo, el clima está muy cambiante, la arena, las dunas. Es la magia de este tipo de carreras y hemos trabajado para ello. Ya sé un poco de esto pero aún me sigo sorprendiendo, y sigo aprendiendo cosas”, señaló el piloto catalán.

Roma es uno de los favoritos, junto con sus compañeros de equipo, el qatarí Nasser Al Attiyah y el argentino Orlando Terranova. Y apuntó como los rivales más duros a “los pilotos de Peugeot”, el legendario multicampeón francés Stéphane Peterhansel, su compatriota Cyril Després -en su debut en autos luego de su brillante trayectoria en motos- y el español Carlos Sainz.

Al Attiyah anticipó que “la competencia será muy dura, no será fácil”. Y señaló que el recorrido será “un 20 o 30 por ciento diferente al del año pasado”.

Sainz, ganador del Dakar en 2010, bajó un poco las expectativas. “Creo que hay varios candidatos, nosotros este año vamos con un coche y un equipo nuevo y hay que ser prudentes”, aseveró antes de la largada simbólica.

En motos, el español Marc Coma (KTM) defenderá el título esta vez sin la competencia de su histórico rival Després, pero tendrá rivales de peso en su compatriota Joan Barrera Bort (Honda) y Jordi Viladoms (KTM) y el francés Olivier Pain (Yamaha), entre otros.

Los favoritos en cuatriciclos son el chileno Ignacio Casale, el polaco Rafael Sonik y el uruguayo Sergio Lafuente, esta vez sin la participación de los argentinos Marcos y Alejandro Patronelli, protagonistas de varias ediciones del Dakar en Sudamérica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS