La ciudad

A fuego lento: el termómetro sigue subiendo y la temperatura ya pisa los 33 grados

Mientras la ciudad soporta de manera estoica un nuevo corte de energía por un colapso en una subestación transformadora del macrocentro, la temperatura ya pisa los 33 grados y se encamina a llegar a los 35 de máxima que están previstos para hoy.

Viernes 07 de Noviembre de 2008

Mientras la ciudad soporta de manera estoica un nuevo corte de energía por un colapso en una subestación transformadora del macrocentro, la temperatura ya pisa los 33 grados y se encamina a llegar a los 35 de máxima que están previstos para hoy. 

Según el último parte del Servicio Meteorológico Nacional, la temperatura en Rosario es de 32,9ºC, con una sensación térmica que no se calcula y una humedad del 25 por ciento, mientras soplan vientos del noreste a 22 kilómetros por hora.

Para esta hora se preveía que la temperatura llegará al máximo previsto para hoy, que es de 35 grados.

A su vez, el SMN anuncia probables tormentas aisladas para esta noche y mañana durante la tarde y la noche. Sin embargo, la lluvia no traería calma sino todo lo contrario ya que para mañana se prevé otra vez una máxima de 35 grados y transformará a la ciudad en un verdadero horno para el que las alternativas de concurrir a la playa, cruzar a las islas o refrescarse en un pileta serán las soluciones. Y todavía falta más de un mes para el inicio del verano. No quedará otra que ponerle onda y cruzar los dedos para que no vuelva a colapsar el sevicio energético. Y que el agua nunca falte. Sería lo peor.

La Florida, Mordisco, Caracolas y Natural Mystic suelen ser los sitios con mayor convocatoria con gente de todas las edades cuando de calor se trata y paulatinamente se va colmando de gente en busca de un refrescante  y buena música son capaces de pornerle buena onda a la jornada que ya comenzó a amustiar a los rosarinos, máxime si se tiene en cuenta el corte de luz. No obstante, las embarcaciones que se encargan de cruzar el Paraná con destino a las islas que están enfrente a la ciudad ya sienten la demanda de gente que le escapa al cemento candente de la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario