La ciudad

A dos años de la explosión de una caldera, la investigación está abierta

Buscan establecer el rol de los encargados de controlarla. Pidieron informes a la EPE y al municipio, pero no los respondieron.

Miércoles 27 de Junio de 2018

A dos años de la explosión del laboratorio Apolo, en la zona sur, la investigación judicial por el siniestro aún sigue abierta. El jefe de mantenimiento de la fábrica de sueros medicinales fue imputado por el delito de estrago culposo agravado; pero aún no se avanzó con las responsabilidades de los organismos de contralor de la planta pese a que un juez recomendó seguir esos pasos. Desde la fiscalía solicitaron hace unos seis meses informes a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) sobre las inspecciones realizadas en las calderas y al municipio requiriendo información sobre la habilitación de la planta. Aún esperan las respuestas.

Esa información, destacaron fuentes cercanas a la fiscalía, resulta clave para avanzar en la cadena de responsabilidades que desataron el siniestro en la planta de sueros del cual se cumplen hoy dos años.

Para esto, el fiscal Walter Jurado, a cargo de la investigación, solicitó una serie de informes ampliatorios a la EPE sobre el personal que estaba afectado a los controles de la caldera siniestrada.

Y, al mismo tiempo, se pidió al municipio más datos sobre la habilitación de la firma del barrio Tablada.

Ambas solicitudes, explicaron desde fiscalía, se cursaron en los primeros meses del año. Pero todavía no fueron contestadas.

La causa

La pericia realizada sobre la caldera siniestrada y sus instrumentos de control, demostró que el siniestro no fue obra de la fatalidad, sino una serie de severas transgresiones a las normas de seguridad que demanda el funcionamiento del aparato.

El trabajo señala que durante la madrugada en que se produjo la explosión en la planta no había foguistas para operar la caldera y tampoco funcionaban las alarmas que podían dar cuenta de un desperfecto porque estaban desconectadas.

"Sin personal calificado o idóneo ni alarma no había indicios de la anormalidad a los ojos de personas no calificadas para el manejo de caldera, lo que tornó al siniestro totalmente repentino", concluye la pericia.

Con esos argumentos, se imputó al encargado de mantenimiento del laboratorio del delito de estrago culposo agravado. Pero el mismo juez que avaló la acusación, Héctor Núñez Cartelle, recomendó al fiscal que investiga la explosión de una caldera del laboratorio Apolo "activar las medidas tendientes a procurar, determinar y deslindar" la responsabilidad de "personas que debieron efectuar tareas de control" sobre el funcionamiento de la planta de la zona sur.

Sobre esa hipótesis es la que está avanzando la fiscalía.

Sin respuestas

"Ya se cumplen dos años de la explosión y aún estamos esperando respuestas", se quejó ayer Juan Carlos Sánchez, vecino del laboratorio y ex colectivero de la Semtur que sufrió múltiples fracturas por la caída de escombros sobre el cuerpo y quemaduras en piernas y brazos ocasionadas por vapor de agua.

En el siniestro, Sánchez perdió la casa y todas sus pertenencias. Las secuelas del siniestro también le impidieron volver a trabajar.

El lunes 27 de junio de 2016, un estruendo cruzó la madrugada y parte del barrio Tablada se cubrió de un humo blanquecino. Una de las calderas del laboratorio de Alem 2900 salió despedida de los fondos de la planta por acumulación de vapor, tal como lo determinó después una pericia de los Bomberos Zapadores.

La explosión dejó a cinco personas heridas de gravedad, una de ellas con quemaduras en más de la mitad del cuerpo, y dos propiedades convertidas en escombros.

El siniestro puso en cuestión los permisos para que una planta fabril funcionara en ese lugar y una oscura trama de irregularidades en los negocios que se tejieron desde el laboratorio de los que fueron advertidos la Justicia Federal y la Unidad de Información Financiera (UIF).

A las pocas semanas de la explosión, la Justicia decretó la quiebra del laboratorio y uno de sus titulares anunció la apertura de otra planta en la localidad de Ramallo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario