..

La Cámara baja citaría a Municipios y Comunas por la crisis de V. G. Gálvez

Los legisladores quieren reunirse con la titular del área provincial para analizar la situación. El intendente electo, Pedro González, dijo que el municipio "está fundido" y debe más de $ 35 millones.

Sábado 05 de Noviembre de 2011

Villa G. Gálvez.- El futuro intendente de esta ciudad, Pedro González, no sólo responsabiliza al actual presidente municipal Jorge Murabito y a su gabinete de la "involución" que tuvo la localidad en los últimos años de su gestión, sino que ahora pide que se indague a nivel provincial "cómo se llegó a este estado tan grave, más de lo que se puede pensar, con un municipio fundido y con una deuda comprobable de más de 35 millones de pesos". En este sentido, varios diputados pidieron a la presidencia de la Cámara baja santafesina una entrevista con la titular del área de Regiones, Municipios y Comunas, Mónica Bifarello, para abordar en conjunto la situación.

Tras varias reuniones que el intendente electo mantuvo anteayer con diputados y senadores provinciales para presentarles un pormenorizado panorama de la preocupante situación generalizada -que conoce bien como presidente del Concejo villagalvense-, los legisladores se hicieron eco e incluso varios miembros de la Cámara baja dirigieron una nota al presidente de la misma, Eduardo Di Pollina, solicitando que se convoque a la funcionaria de la mencionada área dependiente del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, a una reunión con los presidentes de todos los bloques" para abordar en conjunto el "grave problema que atraviesa la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez, agravada por el inminente cambio de autoridades", reza el texto.

Advertida. En este sentido, González en su carácter de presidente y en representación del cuerpo ya había comunicado a Bifarello el 21 de septiembre último sobre la situación financiera, económica y social "generada, según constancias obrantes en nuestro conocimiento, por las irregularidades en el manejo de los fondos públicos del actual jefe de la administración municipal" -según la nota remitida a la secretaria-. También le advirtió sobre la denuncia penal contra Murabito el 12 de mayo último, en la Fiscalía de turno en los tribunales provinciales de Rosario, y la causa se encuentra a cargo de la jueza de Primera Instancia de Distrito en lo Penal de instrucción de la 12ª Nominación, Mónica Graciela Lamperti, y que se radicó "tras un largo derrotero de pedidos de informes al Ejecutivo municipal sin contestación alguna, o respondidos de manera evasiva o improcedentes".

Ahora serán los legisladores los que hablarán del tema con Bifarello, con la "intención de colaborar en la búsqueda de la mejor solución a la difícil situación a que se enfrenta la ciudad en el futuro", señala la carta presentada al presidente de la Diputados. Según González, el plazo del encuentro será el próximo jueves, y "si la funcionaria no responde a la invitación, no se descarta que el pedido devenga en una interpelación", especuló.

Fuera de control. En la misma nota remitida a Di Pollina, los legisladores señalan que "a pocos días de culminar el mandato del actual intendente, la situación financiera del municipio se encuentra fuera de control, a punto tal que el Poder Ejecutivo provincial, junto con el intendente electo, se reunieron (con Murabito) buscando la manera de socorrer económicamente a la Intendencia, para permitir encauzar una negociación con los empleados municipales para que levantaran el paro por tiempo indeterminado que estaban llevando adelante", en principio, por una deuda salarial y de aportes patronales. Ello sin contar que también "hay deudas con las ART y los seguros de vida, por lo que los empleados están totalmente desprotegidos", acotó González. Al respecto, aclaró que en ese encuentro celebrado esta semana, contrariamente a lo que se dijo inicialmente sobre una asistencia provincial para pagar los sueldos hasta enero inclusive y el aguinaldo de diciembre, "no se llegó a ningún arreglo, ni mucho menos se solucionó la cuestión, porque yo me hago responsable de mi gobierno, y ese dinero prometido lo va a terminar pagando mi gestión".

Con miras a su próxima asunción "con una ciudad totalmente fundida", el futuro intendente asegura "no tener miedo". Remarcó que "una de las cosas que más me preocupa es la cuestión social, porque Villa Gobernador Gálvez, a contrapelo del crecimiento nacional, tiene un 70 por ciento de gente humilde".

Aspira a llegar con la provincia a "un acuerdo para encarar una solución sustentable, a través de un acompañamiento y ayuda" a su próximo mandato, "aunque después me descuenten de la coparticipación". El pedido de apoyo lo hizo extensivo a "la gente y a los distintos colores políticos, porque yo solo, es imposible que pueda sacar adelante la ciudad. El problema local es muy grave, más de lo que se puede pensar y no es político", remató.

Lo incalculable

González calcula que una vez que asuma la Intendencia el 10 de diciembre, se verificará que el déficit municipal detectado de casi 40 millones de pesos “es en realidad de un 15 o 20 por ciento más, teniendo en cuenta los gastos que se generarán por la falta de inversiones, obras de mantenimiento y el deterioro general del parque automotor y de calles, por ejemplo. Para figurárselo, sólo basta pensar que solucionar el tema de la basura demandará comprar motoniveladora, topadora, pala mecánica. Este es el legado de alguien que hizo una verdadera estafa moral, un inepto total”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario