..

La brutal golpiza a un muchacho sacude a Armstrong

Un desmesurado hecho de violencia que tuvo como víctima a Matías S., un muchacho de 17 años, quien fue severamente golpeado por otros tres jóvenes de su edad enfrente de la casa del...

Jueves 27 de Junio de 2013

Un desmesurado hecho de violencia que tuvo como víctima a Matías S., un muchacho de 17 años, quien fue severamente golpeado por otros tres jóvenes de su edad enfrente de la casa del padre, en calle Chile al 1700 de Armstrong, fue el disparador de una alarma en la ciudad ante la serie de sucesos violentos que se suceden entre adolescentes y jóvenes.

El hecho ocurrió a las 7.30 del domingo cuando el adolescente salía de un local nocturno. El joven (que no reconoció a los agresores) fue atendido en el hospital local, con hematomas visibles en rostro y cuerpo, ya que los agresores aprovecharon que estando la víctima en el piso lo siguieron pateando brutalmente.

En la ciudad, y ante el accionar de pandillas que generan agresiones con golpizas y riñas, se generó la preocupación de un grupo de padres, autoridades y miembros de instituciones. Con el fin de hallar las causas y encarar un plan de acción que revierta el proceso, al cierre de esta edición se esperaba el desarrollo de una asamblea abierta en el ámbito municipal.

Reacción social. Ante la agresión al joven el repudio de la comunidad no se hizo esperar, y se reprodujo a través de declaraciones en los medios y las redes sociales.

"No es la primera vez que sucede algo así", dijeron algunos vecinos y acotaron "falta tarea policial en las calles de la ciudad de Armstrong".

De inmediato, los padres de la víctima asentaron la denuncia correspondiente en la comisaría 3ª e iniciaron, junto a otros vecinos, un plan de concientización de la problemática para que este tipo de episodios no se sigan dando en la noche.

La agresión. "Mi hijo fue al boliche y luego hizo la clásica pasada por un carribar, pero a unas cuadras de allí, frente a la casa de su abuela, fue abordado por tres sujetos que le pedían alguna sustancia, que creen podrían ser drogas y que cuando les explicó que él no tenía nada, le empezaron a pegar entre los tres", contó Marisa Valeri, su madre.

La mujer añadió que mientras lo golpeaban salió su abuela de la casa paterna, por lo que dio rápido aviso de lo que estaba sucediendo, aunque ya habían sido muchos los golpes recibidos por el muchacho. "Mi hijo es muy tranquilo, no es de salir mucho, y jamás ha tenido problemas de ningún tipo", añadió después. Señaló que esa noche "no tuvo problemas con nadie", y remarcó que "goza de muy buena reputación en la comunidad".

Otros hechos. Marisa dijo que el episodio que tuvo a su hijo como víctima "no fue el único ocurrido en la ciudad", y mencionó que "hubo otras golpizas a chicos ocurridas con anterioridad". Y de inmediato dio más explicaciones al precisar que un caso terminó con fractura de mandíbula y otro con quebradura de clavícula. "Toda la ciudad se preocupa por estos hechos de violencia y desea que no vuelvan a repetirse", afirmó.

La reunión que se iba a desarrollar anoche trataría episodios de violencia, alcohol y drogas, flagelos que están influyendo en la vida diaria de los jóvenes. Del encuentro se esperaba además que surgieran métodos de contención de la juventud frente al fenómeno creciente.

El intendente Pablo Verdecchia se mostró preocupado por cuestiones vinculadas con la seguridad en la ciudad. Y en este marco mantuvo reuniones con las autoridades policiales en varias oportunidades por "consumo de drogas y narcotráfico, patrullaje en la vía pública y prevención de delitos, entre otros". El objetivo es llevar adelante proyectos de trabajo conjunto que puedan aportar al bienestar de la población".

El mandatario consideró al trabajo conjunto como una garantía para poder revertir estas situaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario