..

Intervino la Nación y levantaron los piquetes en las terminales del cordón

Después del reto de la presidenta, la CGT San Lorenzo aceptó un pedido del ministro de Trabajo. Conciliación por diez días. Llamaron a discutir en paritaria a tres gremios: Uocra, Urgara y Supa.  

Jueves 03 de Febrero de 2011

San Lorenzo.- Un llamado del ministro de Trabajo de la Nación bastó para que la CGT San Lorenzo resolviera ayer al mediodía levantar los bloqueos que venían cumpliendo hacía más de una semana en los portones de las terminales portuarias de esta región, y por los que la provincia se declaró incompetente.

Si bien en una conferencia de prensa que tuvo lugar a la mañana en el piquete frente al portón de Terminal 6 de Puerto San Martín, los gremialistas manifestaron que el levantamiento de la medida debía resolverse en asamblea, el telefonazo del ministro Carlos Tomada cuando salían para Buenos Aires hizo que los gremialistas desbloquearan las plantas. Algunas fuentes incluso dejaron deslizar que los sindicalistas recibieron una llamada similar del secretario general de la CGT nacional, Hugo Moyano.

El pedido de Tomada fue para que tuvieran "un gesto" después del reto de la propia presidenta Cristina Fernández, al encabezar el acto de inauguración de la autovía Santa Fe- Paraná.

Incluso, durante la conferencia de prensa, el secretario gremial de la central obrera agradeció que la presidenta "se ocupe de este conflicto". Y aclaró: "Correrá por cuenta de los analistas maliciosos la interpretación de si nos llamó irresponsables. No vamos a pretender que la presidenta nos aplauda por hacer un piquete".

A esa hora no había comunicación oficial con la cartera laboral nacional, pero sí una reunión previa con Hugo Moyano en la sede de la CGT nacional.

Hacia allí partió una delegación de la central sindical, y a los pocos minutos de partir recibieron la comunicación de Tomada pidiendo que levanten los piquetes. "El ministro nos pidió un gesto de buena voluntad y accedimos enseguida porque valoramos mucho que el gobierno nacional sea parte de este debate", alcanzó a decir mientras viajaba hacia Buenos Aires Edgardo Quiroga en diálogo con LaCapital.

Fue así que una sola intervención del Estado nacional hizo en pocas horas lo que a nivel provincial el gobierno de Hermes Binner no pudo resolver en una semana.

Conciliación. Ayer mismo, el ministerio de Trabajo nacional convocó a las partes a un período de diez días de conciliación obligatoria.

La primera audiencia se realizará hoy a las 10 en Buenos Aires y no fue convocada la CGT San Lorenzo -que impulsó los piquetes- sino los tres gremios afectados por el planteo: Unión Obrera de la Construcción, Unión Recibidores de Granos y Anexos de la república Argentina y Sindicato Unidos Portuarios Argentinos.

Es que en la convocatoria, la cartera nacional les da la razón a las empresas cerealeras al señalar que "el procedimiento que establece la ley para la negociación colectiva y conflicto colectivos es competencia del ministerio de Trabajo de la Nación".

Este fue uno de los puntos de tensión en las negociaciones con la provincia, ya que las empresas le reprocharon que nunca le dijeron a la CGT que su reclamo estaba fuera de la ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario