..

Insólito rescate: bomberos de Roldán salvan a una gata atrapada en una columna

El animalito rescatado ayer por la tarde había quedado atrapado dentro de una columna de hormigón desde el miércoles, cuando la plantó personal de la Empresa Provincial de la Energía.

Lunes 31 de Diciembre de 2012

Los Bomberos Voluntarios de Roldán y una gatita gris y blanca se transformaron en inesperados protagonistas de una historia insólita y tierna a la vez, en el cierre del 2012. Por esas jugadas inexplicables que suele tener el destino, el animalito  había quedado atrapado dentro de una columna de hormigón de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).
“Mielcita”, así llaman a la mascota, estuvo cinco días sin agua ni alimentos dentro de la torre de lo que será en poco tiempo parte del tendido de alumbrado público del barrio Las Tardes, en las afueras de Roldán. Sus dueños, vecinos del lugar, no sabían qué había pasado con ella. Hacía 20 días que la habían llevado a la casa y en el mejor de los casos creían que se había perdido.

Ayer a la tarde, mientras tomaban mate en la parte delantera de su terreno, comenzaron a escuchar insistentes maullidos, lejanos y como si vinieran de una cámara de eco. “Enseguida pensé que se trataba de Mielcita. Nos pusimos a buscarla por todos lados, pero no veíamos nada. Hasta  que nos acercamos a la columna que la EPE había levantado el miércoles en la esquina de casa. Se escuchaba clarito el maullido. No paraba de chillar y se escuchaba como con un eco”, contó la dueña.
Poco después, una unidad de Logística de los Bomberos Voluntarios de Roldán llegó al lugar y se puso manos a la obra. La columna tiene unos diez metros de altura y si bien es de de hormigón, es hueca.

Nadie se podía explicar ayer cómo el animalito quedó atrapado en su base sin que los operarios de la EPE se dieran cuenta.
“Para mí, la gata estaba dormida en el pozo. Vinieron los de la EPE y le pusieron la columna encima”, opinó un vecino. Los bomberos y la policía que llegó poco después, para realizar el acta correspondiente, tampoco hallaban explicación y buscaban la forma de romper la mole de cemento sin lastimar a la mascota, atrapada en un diminuto recinto..

Otro vecino prestó un taladro hidráulico, maza y corta fierro. “Primero vamos a marcar el sector. Tenemos que  romper de a poco para no aturdir demasiado a la gatita. Después de tantos días ahí adentro debe estar bastante nerviosa o asustada”, dijo uno de los bomberos. “Sí, ojo que es medio mala”, agregó la dueña. La historia tuvo un final feliz. Con una especie de amoladora, los bomberos trazaron un cuadrado sobre el hormigón.

Tras levantar esa primera capa de cemento, siguieron con el taladro. Una exclamación de alivio, y hasta un par de aplausos, surgieron de los vecinos cuando tras la primera perforación que hicieron los bomberos, “Mielcita” asomó sus pequeñas garras. Unos minutos después, los bomberos agrandaron esos agujeros y la gata ya asomaba el hocico. Después, la cabeza entera. Así, y al cabo de media hora, la pequeña mascota puso sacar medio cuerpo y ser rescatada sana y salva. Un cálido aplauso destinado a los bomberos cerró una tarde distinta en Roldán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario