Información Gral

Vivía como indigente y en papeles era empresario

Gil Pereg es un personaje macabro. Físicamente, es un hombre enorme. En el comportamiento mundano, los vecinos lo señalan como sucio, extraño y de pocas pulgas.

Lunes 28 de Enero de 2019

Gil Pereg es un personaje macabro. Físicamente, es un hombre enorme. En el comportamiento mundano, los vecinos lo señalan como sucio, extraño y de pocas pulgas. Se hacía llamar Floda Reltih (inversión de las letras de Adolf Hitler) y nadie le conoció una actividad profesional o comercial que le justifique su pasar. Ahora comienza a aparecer una suerte de historial financiero que siembra más interrogantes: los papeles dan cuenta de su participación y dirección de unas 25 empresas. En la creación y conducción de esas empresas, que serían fantasma, participó su tía Pyrhia Saroussy. Raro que una mujer israelí que vive en Australia funde empresas en Mendoza con un sobrino. Aunque Pereg figura como fundador y director de las firmas, luego las transfiere. Y nunca está solo. Allí se abre un enorme menú de nombres y localidades, pues figuran personas de San Juan, Tucumán y de distintas localidades de Mendoza.

Las supuestas empresas de Pereg y Saroussy son diversas en cuanto a los rubros. Están radicadas en distintos domicilios. En los registros oficiales figuran como Tazar Sudamericana, Duglas, Moandor internacional, Toskar, Solmyr, Isra, Sandantal, Intelcom, Axsis, Zoran Americana, Rivenloft, Analand Compañía, Halon Argentina, Saifan, Loynis Point, Astral Latina, Rivenloft, Spaulding y otros 10 nombres más.

Otra cuestión: en un país como la Argentina donde hay que explicar la compra de un arma, él aparentemente adquirió unas 40.

Pereg figuraba como denunciante en causas y desnuda rasgos casi patológicos. Ante la fiscal Claudia Ríos dijo estar preocupado por sus gatos y perros. Pero en realidad los animales estaban abandonados, enfermos y desnutridos. Incluso algunos muertos, secándose al sol. Los ingresos frecuentes que declaró Pereg eran las remesas que le enviaban desde Israel. El resto, en los papeles, configuran una suma de negocios de escaso capital y nula rentabilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario