Información Gral

Varadero renueva sus playas con arena blanca

Recibirá nuevos cargamentos de arena desde julio para combatir la erosión y complementar las nuevas instalaciones turísticas en su litoral.

Miércoles 05 de Junio de 2019

Varadero, el mayor destino turístico de sol y playa de Cuba situado a unos 140 kilómetros al este de La Habana, recibirá nuevos cargamentos de arena desde julio para combatir la erosión y complementar las nuevas instalaciones turísticas en su litoral, informaron medios estatales.

Desde el mes próximo se comenzará a verter arena blanca en seis de los sectores más emblemáticos de Varadero, lo que forma parte de la meta marcada por las autoridades cubanas de declarar su costa como "playa ambiental" en 2020, según un comunicado de la web oficial Cubadebate reproducido por la agencia de noticias EFE.

"Se procederá a modelar una nueva playa a la altura del antiguo Hotel Oasis, donde se ejecutan dos nuevas instalaciones, y a la par especialistas del tema estudian lo oportuno de acometer similares acciones en los cayos Largo y Blanco", declaró al medio estatal Angel Alfonso, especialista de la Unidad de Medio Ambiente de la localidad. Las autoridades reconocen que la playa de Varadero "exhibe un proceso de erosión moderado" y que en Cuba "más del 80 por ciento de los balnearios tienen retrocesos en la línea de costa que promedian 1,2 metro por año".

Varadero, el primer polo turístico de Cuba tras La Habana, recibe anualmente más de 1,5 millón de visitantes, figura entre los diez destinos de sol y playa más populares del mundo y su principal reclamo son las arenas blancas y las cálidas aguas azules de la península de Hicacos, donde está enclavado.

En sus 22 kilómetros de arenas y dunas, Varadero cuenta con 52 instalaciones hoteleras, el 83 por ciento de ellas administradas y comercializadas por compañías extranjeras como las españolas Meliá, Iberostar y Globalia, o la canadiense Blue Diamond, que además desarrollan importantes inversiones.

Entre 2013 y 2017 este polo turístico recibió un volumen de 53.530 metros cúbicos de arena para restaurar 2,5 kilómetros de playas.

En ese período también se realizaron trabajos para controlar la erosión de las dunas y fijar pautas en materia de higiene, infraestructura, servicios y educación ambiental.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario