Información Gral

Una vacuna para la malaria, nueva esperanza de millones de niños en Africa

Hasta ahora no había inmunización contra la enfermedad, que en Africa mata anualmente a más de 250 mil niños. Se aplicará en las áreas críticas

Jueves 25 de Abril de 2019

La malaria o paludismo es una de las enfermedades más mortales a nivel mundial. Solo en Africa, anualmente provoca el deceso de más de 250 mil chicos. La patología es endémica en toda las zonas tropicales y ecuatoriales del planeta, pero se ensaña especialmente con Africa (ver mapa). La transmite la hembra del mosquito Anopheles. Pero estas estadísticas podrían tener un punto de inflexión este año, ya que la población en riesgo accederá a la primera vacuna de la historia contra la malaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó a implementar una prueba piloto en Malawi para que los chicos de hasta 2 años tengan la posibilidad de acceder a las dosis. Asimismo, en las próximas semanas extenderá la iniciativa a Ghana y Kenia. El plan espera alcanzar a 360 mil chicos al año. "Tuvimos muchos avances en el control de la malaria durante los últimos 15 años gracias a la colocación de telas para mosquitos en las camas y otras medidas de prevención. Sin embargo, este progreso se detuvo _e incluso retrocedió_ en algunas áreas", explicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado.

La vacuna —conocida como RTSS— es una de las nuevas soluciones que el funcionario señaló como necesarias para volver a encarrilar la enfermedad. En este sentido, la definió como una herramienta promisoria, ya que "tiene el potencial de salvar la vida de cientos de miles de chicos", completó.

El desarrollo de la vacuna RTSS llevó 30 años y es la primera (y única, hasta el momento) vacuna que demostró ser capaz de reducir significativamente la malaria en niños. De hecho, en las pruebas clínicas previno 4 de cada 10 casos, incluyendo 3 de cada 10 situaciones donde el riesgo de vida era grave. Consiste en una herramienta de control complementaria, que se suma a las medidas recomendadas por la OMS para la prevención de la enfermedad (esto incluye el uso rutinario de mosquiteros en las camas y de insecticidas, así como también el testeo y tratamiento en caso de tener la patología). Los mosquitos Anopheles son combatidos en forma directa con insecticidas y medidas preventivas, pero en las zonas tropicales húmedas es casi imposible su erradicación. Por ello es vital contar con una vacuna eficaz.

Prueba piloto

La prueba piloto se diseñó para generar evidencia y experiencia que luego puedan ser aplicadas en un plan más amplio de inmunización. Entre la información que se recopilará se incluyen tanto la constancia de los padres para que sus hijos reciban las cuatro dosis necesarias como la reducción de la mortalidad, la aceptación del fármaco y su seguridad en un uso rutinario.

"La malaria es una amenaza constante en las comunidades africanas donde comenzará la prueba piloto. Los chicos más pobres son los que sufren más y los que tienen un mayor riesgo de muerte. Conocemos el poder de las vacunas para prevenir enfermedades letales y para llegar a pequeños que quizás no tengan acceso a doctores, enfermeras y centros de salud para salvarlos cuando enfermen", completó el director Regional para Africa, Matshidiso Moeti.

El parásito

La malaria es causada por un parásito denominado Plasmodium que se transmite a través de la picadura de hembras infectadas del mosquito Anopheles. La mayor parte de los casos y defunciones por paludismo se concentra en Africa. Entre sus síntomas destacan la fiebre, las cefaleas y los vómitos, que generalmente aparecen 10 a 15 días después de la picadura del insecto. Si no se trata rápidamente, puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, ya que altera el aporte de sangre a órganos vitales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});