Información Gral

Una "Rosa de la Paz" en Londres unió a ingleses y argentinos

El acto en la embajada argentina se destacó por la presencia de Roger Waters, quien impulsó el trabajo para identificar 90 soldados argentinos

Sábado 10 de Marzo de 2018

El músico inglés ex líder de Pink Floyd, Roger Waters, junto al ex combatiente Julio Aro, la periodista Gaby Cociffi y el coronel británico Geoffrey Cardozo, fueron distinguidos en la embajada argentina en Londres con la "Rosa de la Paz" por su trabajo para lograr identificar 90 tumbas de los 121 soldados enterrados en el cementerio de Darwin.

    En el emotivo homenaje, denominado "Rosas por la Paz", se entregaron unas rosas de metal realizadas por el artista argentino Juan Carlos Pallarols.

    Participaron de la ceremonia familiares de los soldados, ex combatientes de Malvinas, representantes de la misión humanitaria del Reino Unido y de la Cruz Roja Internacional, además de periodistas británicos y argentinos.

    Las rosas fueron elaboradas en bronce a partir de la fundición y forjado de vainas servidas y material bélico proveniente del conflicto, según contó el artista.

    Durante la ceremonia en la embajada, Morris Tidball Binz, del Equipo de Antropología Forense Argentino (EAAF) anunció también que se logró identificar el cuerpo del soldado número 90. "Me siento muy honrado por este premio y debo decir que son dos recompensas que uno recibe: una es la del sentimiento por el trabajo humanitario realizado y la otra es el hecho de estar hoy aquí", aseguró Rober Waters.

    Para Waters, todos han estado trabajando como un equipo, "Geoffrey (Cardozo) como soldado y yo como músico. Nuestros corazones han latido juntos por esta causa y esto nos ha permitido sentir la compasión humana y expresarnos a nosotros mismos como personas. Eso es lo mejor que pudo haberme pasado y me siento afortunado por ello".

    En la ceremonia, luego de haber recibido el premio, el músico, que llevó a un amigo para que le hiciera de traductor, leyó una carta que escribió a la Asamblea Legislativa de las Malvinas, hace cuatro años, en la que explicaba cómo se le acercó una periodista argentina (Gabriela Cociffi) para hablarle del caso de los soldados no identificados y sus familias. "No sólo perdieron a sus seres queridos, sino que no sabían adónde dejar una flor", sostuvo Waters.

    En ese sentido mencionó el caso de su abuelo muerto en la Primera Guerra Mundial, enterrado en Francia, y de su padre, fallecido en la Segunda Guerra.

    "Y le expliqué el dolor que había sentido al no saber dónde estaban enterrados mis parientes, y luego el consuelo de saberlo", prosiguió.

    Contó que en uno de sus viajes, se reunió con la ex presidenta Cristina Kirchner para pedir por la causa, y con las madres de los soldados caídos en Malvinas.

    El músico hizo también algunas consideraciones sobre el valor de la vida, respecto a poner nombre y apellido a las víctimas de las guerras y de ayudar a los que quedan vivos a superar los traumas.

    Por su parte, Cardozo, capitán británico durante la guerra, fue quien se ocupó de enterrar los cuerpos de los soldados argentinos y responsable de que la misión fuera posible, confirmó que el 26 de marzo viajará desde Buenos Aires a Malvinas con los familiares.

    Cardozo entregó en 2008 a tres ex combatientes, entre ellos Julio Aro, un informe con los datos que recabó, dando lugar a la creación de la Fundación "No me Olvides", conformada por madres de caídos en Malvinas y veteranos de guerra. "Tenemos el deber, no tanto los viejos, sino los jóvenes, de abrir nuestros corazones al futuro y probar de ver el otro lado de la historia", expresó Cardozo al recibir la distinción.  Aro, por su parte, destacó que "es un hecho humanitario increíble haber logrado este objetivo de devolver la paz a esas familias que, a 36 años, seguían esperando". Reconoció la fuerza y compromiso de la periodista Gaby Cociffi, quien convenció a Roger Waters en 2012 para que intermediara entre los gobiernos. Cociffi agradeció a las madres, padres esposas e hijos de hijos de los caídos. "Eramos dos civiles golpeando puertas y preguntándoles si querían saber donde estaban sus hijos", señaló la periodista. María Fernanda Araujo, de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, dijo que "esperamos que esto sea un puente de reconstrucción de amor, porque esos nos enseñaron nuestras mamás, que todo el dolor se puede transformar en amor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario