Información Gral

Una niña está grave tras ser herida por una bala perdida

Una niña de cinco años y un nene de nueve fueron heridos en distintas circunstancias por "balas perdidas" durante los festejos de Navidad en el partido bonaerense de Merlo y en uno de los casos se investiga si el disparo pudo provenir de un arma policial, informaron ayer fuentes de la fuerza y judiciales.

Jueves 27 de Diciembre de 2018

Una niña de cinco años y un nene de nueve fueron heridos en distintas circunstancias por "balas perdidas" durante los festejos de Navidad en el partido bonaerense de Merlo y en uno de los casos se investiga si el disparo pudo provenir de un arma policial, informaron ayer fuentes de la fuerza y judiciales.

La niña -su nombre se preserva por tratarse de una persona menor de edad- recibió un balazo en la cabeza cuando se encontraba junto a sus padres en el patio de su casa, situada en Larsen 443, del barrio El Pericón, en la localidad de Parque San Martín, en dicho partido de la zona oeste del conurbano. Según las fuentes, a raíz de ese balazo, la nena permanecía ayer internada en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP) del Hospital Eva Perón, de dicho partido, en grave estado y con pronóstico reservado.

El director médico Edgardo Dozoretz explicó que la niña "ingresó con sangrado en la boca y herida cortante en la parte central del cuero cabelludo. Ahora se encuentra en terapia intensiva en el área de cuidados críticos a la espera de alguna reacción a su favor".

"El estado de salud hoy es de coma profundo, con respiración asistida. Se observa el orificio del lado parietal izquierdo bien alto. La niña sólo tiene reacciones motoras muy leves que no indica que sea de un mejoramiento directo. Sólo nos queda esperar", añadió el médico.

El profesional explicó también que suponen que el proyectil "pudo haber salido por la boca o la faringe" luego de haber afectado el cerebro de la nena.

En tanto, Silvia, abuela de la niña, dijo ayer a la prensa que su nieta "está muy grave" y que "espera la ayuda de los vecinos del barrio para que puedan dar algún aporte sin miedo para ver qué pasó". Es que la familia tiene datos aportados por vecinos que indican que el autor de los disparos podría ser un policía bonaerense o un hijo o pariente de él.

"Sabemos quién puede ser, esperamos que sea honesto y se presente a la Justicia", dijo, por su parte, Gabriel, el abuelo de la nena. Las fuentes judiciales confirmaron a Télam que el fiscal de la causa, Mario Ferrario, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Morón, por el momento no tiene individualizado a ningún policía o familiar de un uniformado como sospechoso.

Sin embargo, a raíz de esta información que la familia de la nena volcó en los medios, Ferrario ordenó tomar declaración a familiares y vecinos para intentar judicializar ese dato y tratar de identificar al posible sospechoso.

Con respecto al momento en que la niña fue baleada, la abuela recordó: "Ya habíamos cenado en familia y pasó un rato del brindis y en medio de los ruidos de los cohetes vi cómo mi nieta se caía al piso. Fue todo una desesperación."

Mientras tanto, el niño de nueve años baleado ya se encontraba ayer a la tarde fuera de peligro en el Hospital Pediátrico Garrahan, de la ciudad de Buenos Aires, adonde fue derivado desde el centro asistencial Héroes de Malvinas de Merlo, tras haber recibido un disparo en la espalda, a la altura de un hombro, indicaron las fuentes.

De acuerdo a los voceros, el nene jugaba con amigos en la puerta de su casa, situada en Fraga al 2500, del Barrio Pompeya, en Merlo, cuando ingresó a la vivienda y dijo que sentía un ardor en la espalda, tras lo cual los familiares comprobaron que tenía una herida de bala.

Las fuentes judiciales añadieron que pese a que el fiscal Ferrario envió a especialistas en rastros de Policía Científica a ambos lugares, en ninguno de los dos casos los peritos encontraron evidencias balísticas como vainas servidas, proyectiles o esquirlas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});