Información Gral

Una guerra de narcos en una disco de Brasil dejó 16 muertos

Ocurrió en la norteña Fortaleza, cuando un comando entró a ultimar a hombres de una banda rival. Dispararon durante 40 minutos

Domingo 28 de Enero de 2018

Una discoteca popular de Fortaleza, al nordeste de Brasil, se transformó durante la madrugada en el escenario de la mayor masacre en la historia del estado de Ceará. Un grupo comando de hombres armados abrió fuego dentro de la discoteca "Forró do Gago" y dejó 16 muertos y 14 heridos, informó el secretario de Seguridad Pública de Ceará, André Costa. Se descuenta que se trata de una guerra entre mafias del narcotráfico: en el local había algunos hombres de una banda famosa en todo brasil, el Comando Vermelho, que fueron atacados por un grupo rival. Pero el funcionario prefirió transmitir tranquilidad a la población y a los numerosos turistas que en esta época llegan a Fortaleza.

Los hombres armados llegaron en tres automóviles, entraron al boliche, en el barrio humilde de Cajazeiras, y comenzaron a disparar contra la multitud poco después de la medianoche, en un caso que está claramente vinculado con una guerra entre bandas narcos. De los siete muertos identificados hay tres hombres y cuatro mujeres, dos de ellas menores de edad. Los heridos estaban estables: cuatro son adolescentes (uno tiene 12 años, otro 16 y hay dos chicas de 16) y dos adultos, una mujer y un hombre.

Según el Diario do Nordeste, de Fortaleza, entre las víctimas hay un conductor de Uber que había llevado a un pasajero al boliche —quien también murió— y una mujer, madre de seis chicos, que vivía cerca del establecimiento y estaba volviendo a su casa. "Los cadáveres estaban desparramados por la discoteca y la vereda del lugar", dijo una mujer que afirmó que vio morir a cuatro de sus amigos en el local bailable. El boliche se especializa en "forró", ritmo característico de la región nordestina brasileña.

Además, según Costa, seis personas están internadas Instituto José Frota (IJF), dos de ellas en grave estado. Se trata de un joven de 24 años, una joven de 19, tres adolescentes de 16 años (dos mujeres y un varón) y un chico de 12 años.

Bandas en guerra

Según las primeras informaciones, los atacantes formaban parte del grupo criminal Guardianes del Estado de Ceará (GDE), banda criminal que busca asesinar a miembros del Comando Vermelho (con gran fuerza en las favelas de Río de Janeiro). En las grabaciones de las cámaras de seguridad del local se ve cómo los asesinos salen de tres coches, armados hasta los dientes, poco antes de las 1.30 de la madrugada. Entran en la discoteca, donde algunos miembros del Comando Vermelho estaban pasando la noche, y abren fuego. Ayer a la mañana, a pesar de la lluvia, las calles aún estaban manchadas de sangre. Nadie pasaba por el lugar. Los vecinos admitieron al periódico O Globo que tenían miedo de salir "hasta para comprar el pan". Un vecino que presenció el tiroteo calcula que debió durar unos 40 minutos: "Parecía una película. Les vi disparar a todo el que pasaba por la calle y uno de los tiros le dio a mi casa. Y tras mucho disparar, salieron de la discoteca cantando una canción de narcotraficantes y disparando al aire". Pese a todas estas evidencias, Costa no confirmó que se tratara de una guerra entre narcos, y trató de transmitir tranquilidad a los habitantes. "No hay motivo para el pánico", afirmó, "son eventos aislados, acciones planeadas que, en algunos casos, logramos evitar y no son noticia. En este caso, lamentablemente, no conseguimos evitarlo", dijo.El funcionario estaba claramente preocupado por la imagen de Fortaleza, ciudad que es uno de los principales centros turísticos de Brasil durante enero.

A mediodía, el sentimiento de inseguridad en el barrio atacado aún era palpable, con las calles totalmente desiertas y los ciudadanos encerrados en sus casas. El lugar de la tragedia estaba completamente precintado por la policía, pero aun así se veía un impacto de bala desde el exterior, así como algunas sandalias abandonadas por los asistentes al club nocturno. "Es una escena brutal, una masacre. Jamás visto en Ceará", dijo un policía que prefirió mantener el anonimato al sitio de noticias G1.

Aunque reconoció que este es el ataque más mortífero jamás registrado en este Estado pobre pero muy turístico del noreste de Brasil, el secretario Costa aseguró que el estado "no ha perdido el control" y reiteró que se trataba de un "caso puntual".

Matanzas previas

La guerra entre narcotraficantes ya dejó el 7 de enero cuatro muertos por un ajuste de cuentas en la periferia de Fortaleza. La peor masacre de este tipo en el estado de Ceará antes de la de ayer se produjo el 12 de noviembre de 2015, cuando 11 personas murieron asesinadas. El año pasado, según datos oficiales, en el estado de Ceará, donde se encuentra Fortaleza, hubo más de cinco mil homicidios, un 50 por ciento más que las cifras registradas en 2016. De acuerdo con el gobernador del estado, Camilo Santana, más del 80 por ciento de los asesinatos en Ceará están relacionados a conflictos entre bandas rivales en guerra por el comercio de drogas.

escenario. La policía no dejó acercarse a los periodistas al lugar, que se observa detrás de los tres efectivos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario