Información Gral

Una ballena remontó el río Paraná hasta Escobar, pero no sobrevivió

El cetáceo apareció el domingo en el río, a la altura de la ciudad bonaerense. Prefectos y ecologistas intentaron reencauzarla, pero murió.

Miércoles 10 de Julio de 2019

Desorientada y confundida, una ballena apareció este domingo en el río Paraná de las Palmas, a la altura de la costanera de la ciudad bonaerense de Escobar, donde efectivos de Prefectura y militantes de varias organizaciones colaboraron para tratar conducirla hacia mar abierto, su hábitat natural, pero no soportó y falleció al día siguiente, publica la web de El Diario de Escobar.

El paso del cetáceo de medianas dimensiones por los alrededores del Puerto de Escobar causó sorpresa en los lugareños, no habituados a ver una ballena nadando en agua dulce, y fue una de las noticias del fin de semana. De hecho, sus imágenes nadando cerca de las costas de otras ciudades ribereñas se viralizaron rápidamente. Incluso el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, se hizo eco de la inusual situación. "En este momento, en la costa de Escobar, hay una ballena. Sí, leyeron bien. Una ballena se desvió de su camino y en este momento se encuentra en el río Paraná", contó el jefe comunal en las redes sociales.

Junto a especialistas de la Fundación Temaikèn y otras ONG, personal de la Subprefectura de Escobar realizó un operativo a la altura del kilómetro 76 del río Paraná. El objetivo era que el animal pudiera reencauzar su camino y salir al mar abierto. Sin embargo, no pudo aguantar más tiempo en el agua dulce y falleció el lunes.La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires se encargará de investigar qué fue lo que sucedió, tomando muestras de tejidos de la pequeña ballena, de unos seis metros de longitud, que quedó contra una orilla del río, a la altura del puerto regasificador.

Antecedentes

Cerca de donde hace miles de años se dice que hubo ballenas, apareció una. La insólita noticia causó furor y despertó todo tipo de preguntas en las redes sociales y la comunidad, pero la historia terminó con un final triste. La llegada de estos cetáceos a cursos de agua interiores son excepcionales, pero de vez en cuando son avistadas en el río de La Plata o en otros cursos cercanos.

En el año 2000, una ballena de siete metros fue avistada por el río Paraná y remontó a nado hasta el río San Pedro. Luego, Prefectura logró guiarla otra vez aguas abajo hacia el mar abierto.

En junio de 2004 apareció una ballena de 14 metros en las costas de la localidad bonaerense de Punta Lara, en el distrito de Ensenada. Horas después, el mamífero desapareció del lugar y los expertos advirtieron que se trataba de una buena noticia porque "eso quiere decir que recuperó su hábitat natural". En julio de 2012 una ballena llegó bien adentro en aguas dulces y fue avistada en el río Uruguay en las cercanías de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. Luego, el mismo ejemplar fue visto en el Paraná y apareció muerto cerca de la ciudad bonaerense de Campana, a la altura del río Talavera.

En 2017 aparecieron dos ballenas en las costas del río de la Plata. Fueron avistadas por personal de AYSA, quienes dieron aviso a Prefectura. Una de ellas murió varada en la localidad bonaerense de Dock Sud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario