Información Gral

Una argentina internada en Punta Cana

Candela Saccone, la adolescente argentina de 15 años que sufrió un coma diabético mientras estaba de vacaciones en República Dominicana, sigue "en estado crítico y con pronóstico reservado" pero "las mejoras de los valores clínicos se sostienen" y su organismo está respondiendo a los antibióticos con los que los médicos tratan una infección "que podría ser de base u hospitalaria", informó ayer una amiga de la familia.

Miércoles 26 de Junio de 2019

Candela Saccone, la adolescente argentina de 15 años que sufrió un coma diabético mientras estaba de vacaciones en República Dominicana, sigue "en estado crítico y con pronóstico reservado" pero "las mejoras de los valores clínicos se sostienen" y su organismo está respondiendo a los antibióticos con los que los médicos tratan una infección "que podría ser de base u hospitalaria", informó ayer una amiga de la familia.

Ana Conello contó a Télam que si bien la adolescente "sigue con pronóstico reservado" internada en Santo Domingo, los padres ayer "la vieron mejor, más deshinchada", producto del tratamiento de diálisis al que sigue sometida, mientras "las mejoras en los valores (clínicos) logrados se sostienen".

No obstante, explicó que "sigue con respirador y sus riñones todavía no funcionan" y ahora también está siendo tratada por "una infección que podría ser de base u hospitalaria". "Le están pasando antibióticos generales y la infección está cediendo levemente, pero los médicos están a la espera de cultivos más específicos", agregó.

Oriunda de la localidad bonaerense de Villa Ballester, Candela se descompensó el pasado miércoles durante el último día de sus vacaciones en Punta Cana y fue trasladada al Centro Médico Canela 1 de la vecina ciudad de La Romana, donde los médicos le diagnosticaron cetoacidosis diabética, una complicación grave de la diabetes tipo 1 en la que el cuerpo produce exceso de ácidos en la sangre.

Como consecuencia de la progresión de este cuadro, la adolescente tuvo un edema cerebral y fallas en los riñones, por lo que se decidió su derivación al Hospital General de la Plaza de la Salud, de Santo Domingo, a unos 195 kilómetros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario