Información Gral

Un testigo complicó la situación de dos detenidos por el crimen del colectivero

Son dos adolescentes de 17 y 18 años detenidos anteanoche acusados del asesinato de un chofer de la línea 620, en La Matanza.

Miércoles 18 de Abril de 2018

La situación de los dos adolescentes de 17 y 18 años que fueron aprehendidos anteayer por el crimen del colectivero Leandro Alcaraz se complicó en las últimas horas tras la declaración de un testigo que brindó detalles del hecho, por lo que quedaron formalmente detenidos en la causa.

Según indicó una fuente ligada a la investigación, "fue clave para que quedaran formalmente detenidos el aporte de una persona que se quebró ante el fiscal y contó cómo fue la secuencia de los hechos".

De acuerdo con el testimonio clave, el domingo el adolescente subió al colectivo para ir a ver a su novia embarazada que tenía dolores de parto y la iba a acompañar al Hospital de San Justo.

El joven, según el testigo, habría comenzado a discutir con el chofer porque no tenía tarjeta Sube para viajar.

En medio de la discusión, un pasajero le habría ofrecido al adolescente su tarjeta, pero éste no aceptó.

Luego, el joven habría llamado por teléfono a "El Viejo", el adolescente de 18 sindicado como el autor material del crimen, y según el testigo le dijo a su amigo que preparara el fierro que cuando llegara al barrio se iba a encargar del chofer.

Al llegar a Virrey del Pino, "El Viejo", y siempre según los dichos del testigo, subió al colectivo y disparó contra Alcaraz.

Ayer por la mañana, la fiscal general de La Matanza, Patricia Ochoa, comentó que los dos jóvenes iban a ser indagados en las próximas horas.

La funcionaria, en declaraciones al canal de noticias C5N, sostuvo que ninguno de los testimonios refieren a una motivación de robo en el crimen y si sustentan "una discusión por la tarjeta" Sube.

Ochoa dijo además que "se necesitan más testimonios" y admitió que hay vecinos que sienten "temor", por lo que recordó que está contemplada la figura del testigo protegido.

En tanto, en diálogo con radio Continental, la fiscal señaló que se busca intensamente el arma homicida, que sería de calibre 38, y hasta el momento sólo se pudo encontrar un proyectil.

Por otro lado, la Secretaria de Trasporte de la Nación le entregará al fiscal del caso la lista de todas las personas que subieron al colectivo el día del ataque entre las 16:00 y las 17:30, a quienes podrían llamar a declarar para que aporten información.

El crimen, que motivó un paro de colectivos este lunes de 24 horas en la zona oeste del Conurbano bonaerense y que este martes se prolongaba en varias líneas de La Matanza, ocurrió este domingo a las 18:00, a la altura de la localidad de Virrey del Pino.

El chofer Alcaraz, de 26 años, conducía el interno 103 de la línea 620.

Mientras Alcaraz agonizaba, un pasajero tomó el volante del colectivo y manejó hasta el Hospital Simplemente Evita de González Catán, donde el chofer llegó muerto producto de un disparo que le ingresó por el cráneo y de otro por el tórax.

Este lunes, la policía detuvo a los dos sospechosos por el crimen en la calle Martín García al 8600, de Virrey del Pino.

Testigo clave

En este sentido, la fiscal general de La Matanza, Patricia Ochoa, aseguró ayer que las detenciones de los dos sospechosos por el crimen del colectivero Leandro Miguel Alcaraz se registraron anteanoche y que la clave para su detención fue un testigo, que declaró ante los investigadores y aportó las características fisonómicas de los dos sujetos.

"En la madrugada se produjo la aprehensión de dos personas, una de ellas mayor de edad y la otra un menor de 17 años, y ayer se los escuchó a ambos en indagatoria", dijo la fiscal general en declaraciones al canal de noticias C5N.

Ochoa explicó que anteayer declararon tres pasajeros que estaban arriba del colectivo que manejaba Alcaraz, pero que esos tres testigos sólo aportaron detalles de la discusión que se originó como consecuencia de la tarjeta Sube aunque no vieron el momento de los disparos.

Sin embargo, la fiscal general agregó que "hay un testigo que dio las características (fisonómicas) de las personas que están aprehendidas, es uno que declaró anoche (por anteanoche)".

Para Ochoa es clave encontrar a los otros pasajeros que se hallaban dentro del colectivo al momento del ataque para que puedan aportar sus testimonios.

Para los investigaciones, es de suma importancia poder realizar una rueda de reconocimiento de los dos detenidos para ver si pueden ser identificados por los testigos.

"Les estamos ofreciendo a los testigos que se presenten a declarar, ya sea en la Fiscalía de Homicidios o en la Fiscalía General donde los puedo atender yo misma. Es muy importante tener estos testimonios, aunque sabemos que en muchos casos es gente del mismo barrio (que los sospechosos) y tienen temor de acercarse, pero se les puede ofrecer declarar como testigos de identidad reservada", dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario