Información Gral

Un joven que viajó a Brasil es el primer caso importado de fiebre amarilla

Las autoridades sanitarias esperan más contagios externos en los próximos días, aunque descartan la posibilidad de que haya un brote.

Miércoles 21 de Febrero de 2018

Ante el primer caso importado de fiebre amarilla registrado en la ciudad de Buenos Aires, autoridades sanitarias descartaron la posibilidad de que se pueda registrar un brote de esta enfermedad en el país, aunque sí reconocieron que podrían registrarse nuevos casos similares en los próximos días.

Un joven oriundo de la ciudad de Buenos Aires que estuvo de vacaciones en Brasil, entre el 1º y el 15 de febrero, sin haberse vacunado previamente, se convirtió en el primer caso "importado" de fiebre amarilla.

El caso fue confirmado este lunes por el Ministerio de Salud de la Nación.

El jefe de Departamento de Medicina del Hospital Gutiérrez, Eduardo López, explicó que "ahora los casos de Brasil se están dando más en zonas forestadas, con residencias turísticas o cabañas".

"En la Argentina hasta el momento no se ha detectado transmisión de virus de fiebre amarilla en zonas selváticas ni urbanas", indicó.

Asimismo, el especialista advirtió que "como no todos los turistas que van a zonas de riesgo se han vacunado, podrían producirse más casos importados en las próximas semanas".

De todas maneras, aclaró que "el riesgo de un brote de fiebre amarilla en la Argentina es casi nulo".

Por su parte, la jefa del servicio de Infectología del Hospital Garrahan, Rosa Bologna, explicó que "la vacuna contra la fiebre amarilla debe aplicarse como mínimo diez días antes del viaje y en los casos en que se visiten los estados de Brasil en los que circula el virus".

La fiebre amarilla es una enfermedad producida por un virus que actualmente se transmite a través de mosquitos silvestres que habitan zonas selváticas, que pueden llegar a los turistas al visitar algunos parques, senderos selváticos y cascadas de las zonas de riesgo.

Produce cuadros de fiebre, decaimiento y coloración amarilla en la piel (ictericia); afecta al hígado del enfermo y puede ser mortal. La fiebre amarilla no se contagia de persona a persona y la forma de prevención es vacunarse.

También es importante usar repelente contra mosquitos si se está en una zona de riesgo.

La vacunación contra la fiebre amarilla se recomienda para viajeros con destino a Brasil que durante su estadía visiten alguno de los siguientes estados y/o regiones: Estado de Río de Janeiro, Estado de San Pablo, Estado de Espíritu Santo, y Estado de Bahía.

Para consultar con exactitud todas las ciudades y zonas de riesgo ingresar a:

https://www.argentina.gob.ar/salud/viajeros/vacunafiebreamarilla /brasil.

Sólo deben vacunarse quienes viajen a una de estas zonas y no tengan contraindicaciones.

La vacuna debe aplicarse al menos diez días antes de la fecha de viaje y una sola dosis es suficiente para protegerse a lo largo de toda la vida, mientras que los bebés de nueve meses deben vacunarse.

"Siempre que uno viaja y tiene síntomas durante el viaje o la vuelta como fiebre sin motivo aparente u otros síntomas debe consultar a su médico, en el caso de los niños a su pediatra de cabecera", indicó Bologna. Los turistas que hayan estado en una zona de riesgo y presenten algún síntoma deben hacer una consulta a su médico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario