Información Gral

Un joven cordobés en coma por una paliza en una disco de Punta del Este

Tomás Lacase sufrió unas 20 fracturas en el rostro por una golpiza propinada por un abogado mendocino, liberado tras el pago de una fianza

Miércoles 24 de Enero de 2018

Un joven cordobés de 19 años permanece internado en grave estado en Uruguay tras recibir una fuerte golpiza a la salida de una discoteca de la zona del puerto de Punta del Este, y por el hecho un abogado mendocino fue detenido durante un par de horas, pero tras el pago de una fianza de 10 mil dólares, quedó en libertad.

Tomás Lacase, estudiante cordobés de la localidad de Villa Allende, internado en una clínica privada de Punta del Este, presenta graves lesiones, principalmente en el cráneo, y numerosas fracturas en la cara. Ayer estuvo inconsciente y conectado a un respirador artificial hasta que se lo retiraron promediando la tarde.

La Justicia uruguaya investiga qué fue lo que desencadenó el incidente dentro del boliche "Ramsés" y por qué el altercado siguió fuera del lugar, donde la víctima recibió primero un fuerte golpe del abogado Bernardo Alcanoni, de 29 años, oriundo de la provincia de Mendoza.

Algunos testigos contaron que Lacase fue golpeado desde atrás por el imputado y que una vez que cayó al piso, recibió varias trompadas y patadas, efectuadas también por otros jóvenes presumiblemente allegados o conocidos de Alcanoni. Algunas versiones sostienen que son todos mendocinos.

Algunos testigos mencionan a tres participantes en la agresión, otros hablan de siete.

Alcanoni, de 29 años, si bien es oriundo de la ciudad de San Rafael, reside actualmente en Buenos Aires donde trabaja como abogado.

Según los medios de prensa uruguayos, fue detenido y quedó acusado por el delito de "lesiones graves".

La familia de Alcanoni pagó una fianza que ronda los 10 mil dólares, tras lo cual el letrado recuperó su libertad por orden de un juez.

La decisión fue apelada por la fiscalía del caso, que pidió que el imputado no salga de Uruguay mientras dure la investigación, pero el juzgado no hizo lugar a la solicitud.

"Es increíble que lo hayan dejado en libertad. Tiene que volver a caer preso, junto a los otros", opinó un familiar de la víctima en diálogo con el diario cordobés La Voz del Interior.

Los padres de Tomás, Bernardo Lacase y su esposa Constanza, viajaron a Uruguay. "Estamos desesperados, toda la familia está rezando y aguardando una evolución. ‘Tomi' está grave", comentó desde Uruguay Julián Baldunciel, tío de la víctima.

"Le pegó un abogado que es un criminal y un cobarde", agregó Baldunciel, "Le pegó desde atrás. Y luego se sumaron otras personas a agredir cuando él ya estaba tirado en el suelo", añadió.

De viaje

Tomás había llegado días atrás a veranear a Punta del Este con dos amigos cordobeses, donde tenía planeado reencontrarse con sus padres para pasar unos días más hasta regresar a Córdoba.

En la madrugada del último domingo, con sus amigos llegó al boliche "Ramsés" ubicado en la zona portuaria de Punta. Eran poco más de las seis cuando en la disco se desató la pelea y, al parecer, se produjo un encontronazo entre un amigo de Tomás y otro joven que incluyó empujones e insultos.

Tomás habría intercedido para separar a su amigo y ambos se habrían alejado caminando.

Fue entonces cuando el joven fue golpeado desde atrás, por medio de una trompada aplicada en la nuca, que hizo que cayera al suelo.

Uno de los testigos contó a los investigadores que la novia del principal sospechoso de la agresión intentó interceder.

"La chica se le subió desde atrás al abogado mendocino y le gritaba que parara de pegar. Le decía: ¡Vos siempre haciendo quilombo, siempre pegando! No vas a cambiar más!'", sostuvo el tío de la víctima.

Finalmente, unos jóvenes intercedieron y rescataron a Lacase, quien además perdió piezas dentales y sufrió una grave lesión auditiva.

La fiscalía analizaba las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona para poder determinar cómo fueron los hechos.

Con relación a Alcanoni, el agresor, vivió toda su juventud en Mendoza. Forma parte de una familia conocida y respetada en San Rafael. Jugó al rugby en el club Belgrano de esa ciudad, precisamente el mismo de Genaro Fortunato, el rugbier que murió atropellado por su novia en septiembre. De hecho, algunos integrantes de ambas familias son amigos en las redes sociales.

Alcanoni se recibió de abogado en 2014 en la Universidad de Mendoza y luego obtuvo un máster en derecho empresario en la Universidad Austral. Luego dedicó su carrera al mundo informático. Forma parte del directorio de una empresa de la familia Alcanoni llamada E-Connect, que posee 17 empleados.

víctima. Lacase tiene 19 años y vive en Villa Allende. Sus padres viajaron a Uruguay.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario