Información Gral

Un fallo prohíbe a una mujer injuriar a su ex

La Justicia le ordena que se abstenga de publicar agravios en Facebook. La pareja se divorció y la mujer reclama una cuota alimentaria para su hija.

Miércoles 27 de Noviembre de 2019

El Tribunal de Gestión Asociada de Mendoza ordenó a una mujer borrar las publicaciones que realizó contra su ex pareja en su página de Facebook y que se abstenga de realizar publicaciones injuriosas, informaron ayer fuentes judiciales.

Se trata de Mónica Beatriz Molina, de 50 años, quien debió borrar por orden de la Justicia toda publicación en su página de Facebook que tenga algún tipo de referencia hacia su ex o su nueva familia y abstenerse a referirse a todo el núcleo familiar de forma directa o indirecta.

"Lo que dictó la sentencia es por un lado la obligación de borrar las publicaciones y, por otro, abstenerse en el futuro de referirse a ellos de forma directa o indirecta", contó ayer la abogada especialista en derecho informático, Bárbara Peñaloza, defensora del hombre acosado por su ex pareja. Peñaloza, además, señaló que "este caso lo que tiene de particular es una acción muy nueva que es «acción preventiva de daño», que en Mendoza está regulada desde 2018, y la sentencia es muy importante en ese sentido de cómo se usa esa acción". El año pasado, Molina fue condenada a pagar una multa económica por injurias en las redes sociales y ahora la Justicia volvió a ordenarle que se abstenga de realizar estas prácticas, caso contrario deberá pagar una multa diaria, señalaron las fuentes.

Sobre esa condena la abogada señaló: "En este caso teníamos un antecedente donde ya había una sentencia penal, así y todo existieron publicaciones posteriores donde lo único que se utilizaba eran hashtag, pero que previamente habían sido utilizados con nombre y apellidos".

Molina se separó de su ahora ex pareja hace un tiempo, luego comenzaron los acosos a su ex cuando este contrajo matrimonio y fue la esposa actual quien se acercó y denunció los acosos hacia su familia a la justicia. "Con esta sentencia, que es muy válida, el resultado que se obtiene justamente es que analiza el contexto en que se vierten estas injurias o dónde se está provocando el daño, y toma en consideración que no es necesario que se mencione con nombres y apellidos, ya que el contexto previo se puede advertir que se refiere a ellos y el daño se está produciendo", explicó la letrada.

Por su parte, Molina habló ayer con una radio local, Nihuil, y dio una versión del hecho: "Yo he reclamado durante siete años una cuota alimentaria para nuestra hija, mientras el señor ostentaba una vida llena de lujos", contó la mujer. Y agregó: "Hemos sufrido violencia de género, mi hija y yo, tengo en mi cartera una perimetral hacia mi hija y hacia mí", concluyó Molina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario