Información Gral

Un conductor que mató logró arresto domiciliario

Familiares y amigos de Lucía Bernaola, la chica de 14 años que murió atropellada en la costa de la ciudad bonaerense de Mar del Plata en junio último, encabezaron una marcha por la ciudad para repudiar el arresto domiciliario concedido por la Justicia de Garantías al joven que provocó el accidente cuando manejaba alcoholizado, una medida que apelaron.

Lunes 06 de Noviembre de 2017

Familiares y amigos de Lucía Bernaola, la chica de 14 años que murió atropellada en la costa de la ciudad bonaerense de Mar del Plata en junio último, encabezaron una marcha por la ciudad para repudiar el arresto domiciliario concedido por la Justicia de Garantías al joven que provocó el accidente cuando manejaba alcoholizado, una medida que apelaron.

La movilización comenzó frente a la sede del gobierno local y avanzó por las calles del centro, acompañada por vecinos, familiares y allegados de otras víctimas de siniestros de tránsito.

La marcha fue impulsada por la madre de Lucía, Verónica Borelli, a partir de la reciente decisión de la titular del Juzgado de Garantías 3 de la ciudad, Rosa Frende, de conceder el arresto domiciliario a Federico Sasso, el joven de 19 años que el 4 de junio atropelló y mató a la adolescente cuando manejaba borracho por la costa.

"El día que supe del arresto domiciliario me salió del corazón expresar mi desacuerdo e invitar a hacer lo mismo a todos los que quisieran acompañarnos", dijo Borelli.

Y pidió: "Ojalá los jueces se den cuenta de que no pueden tomar estas decisiones sin pensar en nuestro dolor. Vamos a seguir marchando para expresar nuestro repudio cuantas veces sea necesario", afirmó.

Borelli expresó que, junto a su abogado, Maximiliano Orsini, presentaron formalmente la apelación del beneficio otorgado a Sasso.

El imputado, en tanto, continúa detenido con prisión preventiva en una dependencia policial de la localidad de Balcarce, hasta que la Cámara de Apelaciones defina si deja firme o no el arresto domiciliario. El joven está imputado por el delito de "homicidio simple con dolo eventual", que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión, y la Fiscalía pidió subsidiariamente "homicidio culposo agravado", con una pena de 3 a 6 años.

Según la investigación realizada por la Fiscalía de Delitos Culposos, Sasso conducía su Renault Clío con 1,23 gramos de alcohol por litro de sangre -el máximo permito es 0,5-, cuando perdió el control del vehículo, subió a la vereda y embistió contra el murallón de la costa a Lucía y a un grupo de amigos, nueve de los cuales resultaron lesionados.Los peritajes hechos tras el accidente determinaron que el auto circulaba a una velocidad no menor a los 78 kilómetros por ahora, cuando la máxima permitida en ese lugar es de 30.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario