Información Gral

Un buque de vanguardia buscará al ARA San Juan

La empresa Ocean Infinity, ganadora de la licitación, envía al "Seabed Constructor", dotado de ocho minisubmarinos no tripulados.

Domingo 26 de Agosto de 2018

La empresa estadounidense Ocean Infinity, ganadora de la licitación que realizó el gobierno nacional para retomar la búsqueda del submarino ARA San Juan, enviará un buque que se considera el mejor equipado del mundo en su tipo para este tipo de tareas. El submarino argentino desapareció el 15 de noviembre pasado en el mar patagónico con 44 tripulantes a bordo.

   La empresa ganó la licitación con un presupuesto de 7,5 millones de dólares, que sólo cobrará si cumple con la misión. El Seabed Constructor, el buque a cargo de la tarea de búsqueda, es considerado el buque civil más avanzado del mundo en su especialidad. Cuenta con tecnología que permitirá realizar una tarea exhaustiva, luego de la denodada búsqueda internacional que no obtuvo resultados y que siguió a la inesperada pérdida del buque.

   El Seabed Constructor está equipado con ocho minisubmarinos no tripulados, capaces de operar hasta 6.000 metros de profundidad. De fabricación noruega, el buque tiene una capacidad de exploración mucho mayor que los buques que participaron de la primera búsqueda. La empresa Ocean Infinity ha participado de los rastrillajes para encontrar al avión desaparecido de Malaysia Airlines, que sin embargo continúa sin ser detectado, en algún lugar del océano Indico desde 2014. La empresa, con sede en Texas, parece estar dispuesta a cuanta búsqueda marina haya en todo el planeta, con el riesgo económico que eso significa, ya que tiene como lema "no cobrar si no se encuentra el objetivo". Fue justamente esta la condición que impuso el Ministerio de Defensa a la licitación internacional.

   El Seabed Constructor ya se encuentra camino de Comodoro Rivadavia, después de zarpar de Sudáfrica. Esta semana Ocean Infinity brindará detalles del plan de búsqueda, que tendrá un mínimo de 60 días y un máximo de 120, según la agencia EFE, que estimó que no se va a rastrillar un área en determinado tiempo, sino que la empresa tiene libertad absoluta para trabajar donde lo considere necesario. Otro aspecto a tener en cuenta es que la nueva búsqueda contará con la presencia de familiares en la misión, que serán una suerte de veedores. Se prevé que al menos cuatro familiares directos de los tripulantes participarán. Pero aquellos que aborden la nave deberán realizar cuatro cursos básicos de supervivencia y seguridad a bordo. También deberán someterse a un control psicofísico bastante estricto e idéntico al que es sometido el personal embarcado de la Marina Mercante Argentina. Patologías admisibles en tierra no lo son a bordo, por eso se habían planteado algunas dudas sobre la presencia de los familiares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario