Información Gral

Un balneario de Mar del Plata echó a una pareja por tener "escenas gays"

Los titulares del Ocean Club, de Playa Grande, prohibieron entrar a Gustavo Posati y Mariano Domínguez porque "es un lugar familiar".

Jueves 09 de Enero de 2020

Un balneario de la zona de Playa Grande, en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, echó de sus instalaciones a una pareja de hombres por considerar que habían protagonizado "escenas gays".

Gustavo Posati, un profesor de inglés de 30 años, y Mariano Domínguez, un psicólogo de 31, quienes viven en la Capital Federal, fueron expulsados del Balneario Ocean Club, ubicado a pocos metros de la escollera norte marplatense.

Posati contó: "El fin de semana pasado fuimos a Mar del Plata a visitar a nuestro amigo Sebastián Grimaldi, quien nos invitó a pasar el día a la sombrilla que alquila su padre en el Ocean Club".

"El padre de Sebastián es socio de esta concesión privada que posee el club en Playa Grande desde hace muchos años", aseguró Posati. Y detalló que disfrutaron un día "fantástico" entre música, mates y charlas, tranquilos junto a la arena y el mar.

"Al día siguiente (sábado 5 de enero), miembros del Ocean Club se comunicaron con el padre de Sebastián y le dijeron que solamente podría ir (al club) él, sin invitados, porque el día anterior habíamos estado haciendo «escenas gays» y nos habíamos estado besando, lo que no fue así", relató el profesor de inglés.

Posati indicó que como mucho es posible que se hayan tomado de la mano, pero aseguró que no hubo una escena fuera de lugar. "No tenemos necesidad de ponernos a hacer ningún tipo de escena en la vía pública con mi pareja, vivimos juntos hace cerca de dos años", explicó.

A pesar de la postura asumida por el balneario, la pareja intentó ingresar al lugar tras la notificación recibida por el padre de su amigo; sin embargo, personal del club les pidió que se fueran. Cuando requirieron una explicación, les dijeron que había habido una queja de una señora porque ellos se habían estado besando. "Nos dijeron que no podíamos hacer eso porque era un lugar de familia", detalló Posati. Como puede verse en un video, la pareja contesta entonces que ellos también son "familia".

Finalmente, la pareja logró ingresar, pero -contó Posati- horas después el club decidió echar al padre del amigo de la pareja.

Ante esta situación de discriminación, Posati y Domínguez decidieron hacer una denuncia ante el Inadi y contratar una abogada para que se ocupe del daño moral y los perjuicios ocasionados tanto al padre de su amigo como a ellos.

Por su parte, Ocean Club optó por cerrar su cuenta de la red social Instagram. Según informa el sitio 0223, la pareja está convocando a una manifestación en la puerta del balneario para el sábado a las 14 horas. "Pedimos que se respete todo tipo de familias y que se termine con este tipo de discriminación", reclamaron.

Gustavo Posati y su pareja Mariano Domínguez llegaron a Mar del Plata desde Capital Federal para pasar unos días y celebrar Año Nuevo. En su corta estadía, decidieron aprovechar los pocos días de calor en el Balneario Ocean Club de Playa Grande, pero un acto homofóbico les amargó la jornada: por besarse les prohibieron ingresar a la playa.

"No recuerdo habernos besado ni haber hecho un escándalo de esa magnitud. No ocurrió. Y si fue así, ¿qué?", comentó Gustavo en declaraciones al sitio marplatense 0223. Y siguió en su relato. "Enojados por lo que nos dijeron, fuimos al balneario y en la entrada nos pararon. A mi amigo le dijeron que no podían ingresar invitados. Nos vino a increpar un carpero diciendo que el día anterior se había quejado una señora de que nos estábamos besando y no se podía hacer porque era un lugar familiar".

Su versión en Instagram

Por su parte, Gustavo Posati, a través del perfil de Instagram davewikkinson, publicó esta versión de los hechos sufridos junto a su pareja, cuando fueron discriminados y echados de un balneario de la playa marplatense de Playa Grande: "El día 4/01 nos quisieron negar la entrada al balneario a mí y a mi novio @marian—mgd de @oceanclubmdq (del cual el padre de nuestro amigo @sgsept era socio) diciendo que el día anterior nos habíamos estado besando y que el club era «un lugar familiar dónde había niños». Luego de hablar con el gerente del balneario y el carpero (quien demuestra en el video una clara intolerancia a las familias no hetero-normativas) decidimos hacer la denuncia correspondiente frente a un abogado y en las redes sociales. Acto seguido, hoy se le comunicó al padre de nuestro amigo que ya no son más bienvenidos en el club. Esto es un acto repudiable que no puede ocurrir en el año 2020. El día 18/01 por la tarde estaremos haciendo una movilización frente al Ocean Club en Playa Grande (Mar del Plata)".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario