Información Gral

Un ataque a una escuela en Crimea dejó 19 muertos

Un estudiante de 18 años entró al comedor del colegio, disparó y detonó un explosivo cargado con piezas de metal antes de suicidarse.

Jueves 18 de Octubre de 2018

Al menos 19 personas murieron y más de 40 resultaron heridas en un ataque en una escuela en Kerch, en la península de Crimea, que los investigadores trataron primero como posible atentado terrorista y después como un crimen.

En un principio se habló de un ataque con bomba al que las autoridades rusas reaccionaron enviando fuerzas de seguridad a la ciudad de la península ucraniana, que Moscú anexó en 2014.

Después, el comité de investigación habló de un acto criminal. "Una inspección inicial de los cadáveres sugiere que murieron de heridas de bala", señaló, identificando a un estudiante de 18 años como el presunto autor de la masacre. El joven habría entrado en la escuela, disparando a sus alrededores y detonando un explosivo, cargado de piezas de metal en el comedor antes de suicidarse, según los investigadores rusos. Su cadáver fue hallado en la biblioteca de la escuela, precisó el jefe de Gobierno de Crimea, Serguei Askionov. Después, las fuerzas de seguridad encontraron una segunda bomba que no había explotado y la desactivaron, informaron agencias de noticias rusas citando fuentes de la operación.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se limitó a decir en la televisión que está claro que en Kerch se cometió un crimen, cuyos motivos serán investigados. La mayoría de las víctimas eran jóvenes estudiantes de la escuela politécnica.

La directora de la institución, Olga Grebennikova, dijo que antes de la explosión se oyeron disparos. Ella había salido poco antes del incidente. En internet circuló un video en el que se ve cómo la mujer informa por teléfono al Ministerio de Educación de Crimea.

Kerch se ubica en el este de la península, desde donde Crimea se conecta por tren y desde este año también por un puente con tierra firme rusa. Las medidas de seguridad en el puente fueron reforzadas y también se desplazaron vehículos acorazados hacia el edificio de la escuela.

Moscú reacciona con nerviosismo a lo que ocurre en Crimea, cuya anexión no fue reconocida internacionalmente. La Unión Europea la criticó como una violación del derecho internacional. Moscú teme sobre todo disturbios de los tártaros de Crimea, que se mantienen fieles a Ucrania.

Ucrania, que sigue considerando la península parte de su territorio, aumentó por su parte la seguridad en los pocos pasos que conectan con la península. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, manifestó su pésame a las víctimas. "¿Por qué es tan importante para nosotros? Porque son ciudadanos ucranianos", dijo en un comunicado en Facebook. "Cuando mueren ciudadanos ucranianos, sea donde sea, es una tragedia", añadió.

El último gran ataque terrorista en Rusia tuvo lugar en abril de 2017, cuando 14 personas murieron y más de 50 resultaron heridas en el metro de San Petersburgo a manos de un extremista islámico de Kirguistán. También Rusia tiene historial de ataques en escuelas.

Se trata además del segundo ataque mortal en una institución educativa en el país tras la masacre de Beslán en 2004, con más de 300 muertos, tras la ocupación de una escuela en el sur de Rusia por militantes islamistas.

Se trata del segundo ataque mortal en una escuela del país tras la masacre de Beslán, en 2004

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});