Información Gral

Tucumán quiere penalizar el aborto en caso de violación

Un proyecto del PJ en la Legislatura unicameral ya tiene 29 sobre 49 votos. De ser aprobado chocará con el Código Penal nacional.

Sábado 10 de Noviembre de 2018

La Legislatura de Tucumán avanza en un proyecto de ley para prohibir el aborto en casos de violación. Al menos 29 diputados provinciales, más de la mitad de la Cámara única, anticiparon su voto a favor de una iniciativa que choca de frente con el Código Penal de la Nación. Tucumán ya había destacado por declararse "provincia provida", el pasado 2 de agosto, cuando aún se debatía la legalización del aborto en el Congreso Nacional. La Legislatura tucumana es unicameral.

De transformarse en ley, la iniciativa estarían en contradicción con la legislación nacional, que autoriza el aborto en caso de violación. Por esto, el proyecto causó repudio a nivel nacional de parte de quienes impulsaron la legalización del aborto, legislación que finalmente fracasó en el senado el pasado 7 de agosto.

El proyecto, presentado por el peronista Marcelo Caponio, establece "la prohibición de discriminar al niño por nacer en 'niños deseados' o 'no deseados'" y considera como "violencia" por parte de la mujer la inducción de un aborto. De un total de 49 diputados de la Cámara, 29 ya firmaron la iniciativa.

El Código Penal nacional establece desde 1921 que el aborto está autorizado en los casos de violación y en 2012 la Corte Suprema de la Nación ratificó su legalidad al avalar la interrupción del embarazo de una adolescente violada.

El pasado 2 de agosto, 39 legisladores tucumanos habían votado un proyecto que declaró a Tucumán "provincia provida". Pero se trató de un acto meramente declarativo; ahora se trata de una ley que tendría efecto penal. El proyecto señala que "el Estado provincial procurará que, bajo ningún punto de vista, entre en contradicción el derecho de la madre a su integridad psico-física con el derecho a la vida del niño por nacer" y que "se reputará como un caso de violencia contra la mujer toda interferencia externa, sea estatal o particular, que tenga por objeto inducir o convencer a la mujer embarazada a la práctica de un aborto".

La iniciativa generó el fuerte rechazo de diversas organizaciones y de legisladores nacionales. Uno de los más críticos fue el diputado de Cambiemos Daniel Lipovetzky, uno de los impulsores de legalizar el aborto. "Queda prohibida la discriminación al niño por nacer, gestado por causa de violación, dice el proyecto. Léase: no me importa que te hayan violado, debés continuar el embarazo. El Código Penal prevé que el aborto por violación es legal y no puede modificarse por leyes provinciales", tuiteó. "Este proyecto trata de evitar que las mujeres accedamos a un derecho que ya existe como es el caso del aborto no punible, tal como marca el Código Penal", señaló Celina de la Rosa, referente del #NiUnaMenos (NUM) de Tucumán. Esta provincia no adhirió al Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo, ni a la ley de educación sexual integral (ESI). En las escuelas se sigue enseñando religión y el obispo Carlos Sánchez presionó a los legisladores nacionales para que votaran contra el proyecto que legalizaba el aborto. De los 9 diputados que tiene la provincia, seis votaron en contra y de la misma manera lo hicieron dos de los tres senadores. Cifras difundidas por Abogadas y Abogados del NOA en Derechos Humanos y Estudios Sociales señalan que de 30 mil nacimientos por año en Tucumán, 5 mil son de madres adolescentes. De esos 5 mil el 68 por ciento no fueron planificados y el 95 por ciento de las adolescentes no pudieron acceder a métodos anticonceptivos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});